Planta de mariguana

Detuvieron en Mérida, Yucatán, a dos integrantes de colectivo que organizó fiesta de consumo de mariguana, pese a contar con autorización

La noche del sábado 21 de enero, la policía de Mérida, Yucatán, clausuró una fiesta organizada para el consumo de cannabis, Roscannabis, en donde se convidaba un pedazo de rosca con mariguana a los asistentes, y detuvo a dos personas, acusadas de narco menudeo.

El evento fue organizado por la asociación civil Colectivo Cannábico del Sureste 420 A.C, que, al promocionar públicamente la reunión, sus miembros dijeron que tenía el fin de socializar y brindar información a la población sobre el tema del uso responsable y recreativo de cannabis. Así, pagando una entrada de 120 pesos, se tuvo acceso a un local privado en que los asistentes podían “combustionar” o fumar libremente el producto que llevaran.

Pese a que la intención de este Colectivo es hacer público el consumo lúdico de la mariguana, en México la regulación sigue siendo muy confusa, lo que permitió a las autoridades entrar y detener a dos personas, a quienes están señalando de promover la venta de cannabis, lo que sigue siendo un delito.

En declaraciones publicadas antes de la fiesta, el 19 de enero, en puntomedio.mx, Mitsuo Teyer Mercado, representante legal de la agrupación, declaró que el Colectivo tiene las autorizaciones sanitarias emitidas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, COFEPRIS, que les permiten usar, transportar, cosechar y adquirir legalmente la semilla.

“Pero es importante aclarar, nosotros no vendemos la planta, ni producto, ya que la cannabis que utilizamos es producto de nuestro propio cultivo, no es producto del narcotráfico. Nosotros no somos narcotraficantes, es algo que yo sí quiero dejar muy en claro”, señaló.

Los cambios en materia de uso lúdico de la mariguana o marihuana iniciaron en 2021, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación, SCJN, resolvió la declaratoria general de inconstitucionalidad 1/2018 mediante la cual se eliminó la prohibición absoluta al consumo lúdico o recreativo de cannabis y THC, en conjunto conocido como mariguana, prevista en la Ley General de Salud.

Con esta decisión, el consumo dejó de ser un delito, pero no la posesión, salvo que se cuente con una autorización de la COFEPRIS. Esta autorización puede ser solicitada por cualquier persona mayor de 18 años y la posesión de la sustancia debe ser para su estricto consumo personal y fuera de centros educativos, asistenciales, policiales o de reclusión, o a más de trescientos metros de estos centros.

En mayo de 2011, la Primera Sala tomó otra decisión que favorece el uso personal de Cannabis Sativa, Indica o marihuana, al declarar inconstitucional la porción de un artículo de la Ley General de Salud que no excluye del delito de posesión cuando se trata de uso personal. La decisión reitera la necesidad de que los usuarios de mariguana cuenten con la autorización de la COFEPRIS para evitar ser imputados por el delito de narco menudeo por la posesión de más de 5 gramos de marihuana.

Se debe hacer hincapié en que estas decisiones se refieren al uso personal de la mariguana, ya que los artículos 477, 478 y 479 de la Ley General de Salud, que establecen los delitos contra la salud en su modalidad de narco menudeo, siguen vigentes. En estos artículos, adicionados por decreto publicado el 20 de agosto de 2009, se dispone una tabla con los máximos permitidos de ciertas sustancias en las que una persona puede estar en posesión y respecto de los que el ministerio público federal no ejercerá acción penal. Tratándose de marihuana, la tabla establece un máximo de 5 gramos.

En el caso de la fiesta organizada el fin de semana en Mérida, la policía dijo que en el lugar no solamente se consumía mariguana, sino que se estaban haciendo transacciones para adquirir y fumar la hierba, lo que es, como se explicó, un delito. Así, las autoridades clausuraron el sitio y se llevaron detenidas a dos personas, organizadoras del evento, una de ellas, según se reportó en redes, el abogado Mitsuo Teyer Mercado.

Según El Diario de Yucatán, la clausura de la fiesta en Mérida fue parte de un operativo de la policía estatal y federal para detectar la venta de enervantes. En días previos, se desmanteló un centro de narco menudeo en el municipio de Izamal y en la colonia Los Reyes de Mérida.

¿Qué sigue? Los detenidos de la fiesta Roscannabis ahora tendrán que demostrar que no había venta de mariguana, en ninguna de sus formas, y que los asistentes estaban consumiendo el producto que llevaron, que no puede ser diferente de cannabis, pues la posesión de otro tipo de sustancia, como cocaína, opio, metanfetaminas o heroína, por mencionar algunas, sigue siendo delito.

También cabe señalar que, pese a que, teóricamente, no se puede detener a las personas que consuman mariguana bajo las condiciones antes señaladas, en muchos estados es infracción conducir un vehículo bajo los efectos de cualquier estupefaciente, equiparado a conducir bajo los efectos del alcohol. Así que los usuarios de mariguana deben estar muy atentos también a esta situación.

Para evitar confusiones sobre este tema, se ha estado haciendo un llamado al Congreso de la Unión para legislar en la materia. Aunque de momento hay, por lo menos, dos iniciativas, es momento en que no han sido dictaminadas. A falta de esta legislación, han sido los usuarios y activistas lo que han impulsado los cambios a través del Poder Judicial.

Más información yucatan.com.mx /puntomedio.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial, citando y vinculando a miabogadoenlinea.net

Pin It