En el proceso iniciado por el actor Alfonso Ribeiro, ex estrella de la serie de los 90 Fresh Prince of Bel Air, para proteger su baile característico se ha revelado que la Oficina de Derechos de Autor de Estados Unidos le negó el registro de la coreografía.

 

La atleta sudafricana Caster Semenya presentó ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo sus objeciones a las reglas propuestas que la obligarían a reducir sus niveles de testosterona.

 

El 14 de febrero trajo muy malas noticias para la corredora de arte de Nueva York, dueña de una prestigiosa galería, Mary Boone, quien fue sentenciada en la Corte de Distrito del Sur de Nueva York a 30 meses de prisión por dos cargos de evasión fiscal.

 

El enfrentamiento entre los hermanos Liam y Noel Gallagher llega otra vez a la atención pública por la amenaza de Noel de demandar a Liam si en el documental que prepara aparece cantando canciones de Oasis.

 

Dan Mallory es un editor de libros convertido en autor, que el año pasado ocupó el No. 1 en la lista de best sellers del Times con su novela The Woman in the Window, publicada bajo el seudónimo A.J. Finn. Pero pareciera que en realidad es un plagio.

 

Epic Games solicita que se deseche la demanda presentada por el rapero Terrence Ferguson, conocido artísticamente como 2 Milly, en la que argumenta que la empresa creadora de Fortnite viola sus derechos de autor, al ofrecer sus pasos de baile como emote o baile de festejo.

 

Un juez británico falló esta semana en contra de cuatro propietarios de departamentos que pedían que una ampliación de la Galería Tate de Londres fuera cerrada porque es una “implacable” invasión a su privacidad.

 

HBO se prepara para estrenar el próximo 3 de marzo el documental Leaving Neverland que relata los supuestos abusos sexuales cometidos por Michael Jackson, pero la sucesión del cantautor busca un dialogó con la televisora para resolver la parcialidad del film.

 

El pasado 7 de febrero, la fiscalía de la ciudad de Nuremberg, Alemania, decomisó de una casa de subastas 63 pinturas atribuidas a Adolfo Hitler y que estaban listadas para ser vendidas el fin de semana. La razón del decomiso no tiene nada que ver con el nazismo sino porque existe evidencia de que las pinturas pueden ser falsificaciones.