Un investigador de ciberseguridad que se hace llamar Droogie intentó engañar a los sistemas de Lectura Automática de Placas (ALPR) de Estados Unidos con una matrícula personalizada del estado de California que lleva escrita la expresión “NULL”. El término se utiliza en programación para indicar que algo no tiene valor, y Droogie esperaba que esto confundiera a los sistemas.

 

La policía del condado de Gwent, en el sudeste de Gales, Reino Unido, advirtió a los usuarios de Facebook que hacer comentarios ofensivos en línea puede ser sancionado. ¿La razón del recordatorio? Los muchos comentarios que dejaron a la fotografía que la policía publicó de un convicto.

 

El pasado 30 de marzo dos sujetos de 22 y 29 años se pararon enfrente de un local de comida basada en plantas en Londres y empezaron a comer ardillas. Su forma de manifestarse en contra del veganismo les ha valido la imposición de una multa.

 

Un popular crítico de viajes de Indonesia que comparte sus experiencias en redes sociales podría enfrentar a la justicia de su país por haber compartido en su cuenta de Instagram la fotografía del menú escrito a mano que le entregaron durante un vuelo que hizo con la línea aérea nacional indonesia Garuda.

 

Un tribunal del poder judicial de Tasmania, Australia, condenó a dos hermanos a pagar casi 2 millones de dólares australianos por impuestos no pagados desde 2011 (1.2 millones de dólares estadunidenses). La negativa a pagar impuestos radica en que, dicen, los impuestos son contrarios a la voluntad de Dios.

 

El lunes de la semana pasada, una entidad administrativa otorgó una pírrica compensación a una mujer que en el sistema informático del hospital al que fue ingresada quedó equivocadamente registrada como fallecida.

 

Quizá porque en nuestros países estamos acostumbrados al ruido (con el vecino compartiendo su música a todo volumen o los negocios con altavoces en las banquetas queriendo atraer más clientela - ¿Lo logran?-), me resulta incomprensible esta noticia, pero en una ciudad en Países Bajos las canchas deportivas de una primaria están por cerrar porque el ruido de los niños jugando excede los límites legales.

 

La policía de Assumption Parish, Luisiana, Estados Unidos, detuvo a un hombre de 31 años que, siguiendo el video de una adolescente, abrió en una tienda un bote de helado de la marca Blue Bell, lamió la superficie, le metió el dedo, lo cerró y lo regresó al congelador, todo esto mientras alguien tomó el video.

 

Como parte de una idea de mercadotecnia, la franquicia neozelandesa de pizzas, Hell Pizza, lanzó al mercado su nueva pizza de “hamburguesa medio cocida” que resultó ser, como lo revelaron el miércoles de la semana pasada, hamburguesa de Beyond Meat, una empresa estadunidense que comercializa alimentos basado en plantas sin ingredientes de origen animal.