Edificio de M&S en Oxford Street, con iluminación navideña

Juez falla a favor de demolición de histórico edificio de la tienda departamental M&S en Londres

Este lunes inició con un revés a las organizaciones que pretenden la protección de la arquitectura tradicional de Londres, Inglaterra, pues la juez Nathalie Lieven, del Tribunal Superior de Londres, falló a favor de la demolición del edificio de la tienda departamental Marks & Spencer (M&S) en Oxford Street.

M&S quiere demoler el edificio que data de 1924 para construir un nuevo complejo comercial y de oficinas de nueve plantas que han vendido que será uno de los edificios más respetuosos con el medioambiente de la capital británica.

Los planos del nuevo proyecto fueron aprobados por el Consejo de Westminster y un inspector de planificación. Pero en julio, Michael Gove, secretario de vivienda, se pronunció en contra del proyecto por motivos medioambientales y patrimoniales. Esta decisión fue discutida en tribunales por M&S y en el proceso de apelación se falló a favor del corporativo.

El secretario Gove fundamentó en la negativa para la demolición del edificio, en la política de planificación del Reino Unido que, según él, privilegia la remodelación sobre la demolición.

La juez Lieven concluyó que el razonamiento del secretario es equivocado: “En mi opinión, es claro que el secretario de Estado malinterpretó el marco de la política de planificación nacional y, por lo tanto, cometió un error de derecho. El secretario de Estado se basó en un significado del marco político de planificación nacional que simplemente no le es aplicable. Hay cierto estímulo para la reutilización de edificios, pero nada que se acerque a una presunción”.

Así, la juez Lieven falló a favor de M&S en cinco de los seis argumentos que presentaron, coincidiendo con el gobierno en el que respecta al impacto en bienes patrimoniales, pese a que el edificio en cuestión no se encuentra en la lista de bienes inmuebles protegidos.

Pese a la decisión, quienes abogan por la protección del edificio no se han dado por vencidos. La abogada Henrietta Billings, directora de SAVE Britain's Heritage, declaró que el secretario Gove puede detener la demolición, cambiando el contenido de su oposición. “En su decisión de investigación pública, Gove envió un mensaje claro de que quería utilizar el National Planning Policy Framework (NPPF) —Marco de Política de Planificación Nacional— para resaltar la necesidad de readaptar y reutilizar los inmuebles. La decisión de la juez muestra que la redacción de la política no es lo suficientemente estricta. La mejor manera de remediar esto es que el secretario de Estado fortalezca el NPPF en términos de sostenibilidad. Le instamos a que lo haga sin demora. Nos complace que el juez haya desestimado la impugnación de M&S contra el razonamiento del señor Gove sobre los impactos patrimoniales, especialmente teniendo en cuenta que esta fue la base principal por la que el señor Gove denegó el permiso”.

El director operativo de M&S, Sacha Berendji, se declaró muy satisfecho con la decisión de esta semana, contrario a los que han estado abogando por la conservación del edificio, para quienes es una disonancia que la empresa se refiera al nuevo proyecto como uno sostenible, cuando se calcula que el derrumbe liberará a la atmósfera hasta 50,000 toneladas de carbono incorporado, es decir, las emisiones asociadas a los materiales y procesos de construcción.

Más información theartnewspaper.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial vinculando y citando www.miabogadoenlinea.net

Imagen de geograph.org.uk

Pin It