Dedos con anillo de matrimonio

 

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Corea rechazó la petición presentada por una pareja del mismo sexo para que su matrimonio, celebrado en 2015 en el Reino Unido, se reconociera en Corea del Sur y se otorgara al esposo extranjero visa conyugal de residente.

El caso fue presentado en 2017 por el ciudadano británico de 35 años Simon Hunter-Williams quien en 2015 contrajo matrimonio con un coreano que no ha sido nombrado por los medios. Cuando mudaron su residencia a Corea del Sur pidieron que el matrimonio fuera reconocido en ese país a fin de que se le otorgara una visa F-6 que se expide a los cónyuges extranjeros casados con coreanos.

En Corea del Sur el matrimonio entre personas del mismo sexo no está reconocido y por tal motivo la petición fue negada incluso por el Ministerio de Justicia dando respuesta a una misiva enviada por Simon Hunter-Williams al presidente coreano Moon Jae pidiendo el reconocimiento de su matrimonio.

Ahora, la petición presentada ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos ha sido rechazada al considerarse que no se trata de un asunto de la competencia de este organismo, sino que se requiere una interpretación judicial de la definición de matrimonio establecida en la Ley Civil y después de haberse llegado a un consenso social sobre el tema.

Es decir, la petición no fue desechada ya que se desechan las peticiones que contengan información falsa, no se relacionen con violaciones a derechos humanos, no se traten de actos discriminatorios conforme con la ley coreana o que las demandas hayan quedado satisfechas.

En este caso, con fundamento en el artículo 32 de la Ley de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la petición se rechazó porque su contenido no es materia de las facultades de investigación de la Comisión.

Al emitir su resolución, la Comisión fue muy enfática al asegurar que no estaban rechazando el matrimonio homosexual o entre personas del mismo sexo, sino que no tenían la capacidad para decidir al respecto.

Un caso semejante se presentó en Hong Kong donde tampoco se reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo. Ese caso presentado por dos mujeres británicas que contrajeron matrimonio en el Reino Unido llegó hasta la Corte Final de Apelaciones donde de manera unánime se falló a favor de extender las visas conyugales a parejas del mismo sexo. En este caso, sin embargo, no estaba implicado un nacional hongkonés.

Generalmente, los países que han reconocido los matrimonios entre personas del mismo sexo lo han hecho a partir de decisiones judiciales en casos presentados por interesados afectados. Así sucedió en los Estados Unidos a nivel federal y así sucedió en México en donde la Suprema Corte reiteró la semana pasada el criterio que califica de inconstitucionales las legislaciones estatales que limitan el matrimonio a hombre y mujer, en un tema cercano a que se emita una declaratoria general de inconstitucionalidad.

En Corea del Sur al matrimonio igualitario le queda mucho camino por recorrer, pero el que se esté abriendo el tema a discusión pública es un importante punto de partida.

Más información koreaherald.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net