Vista gráfica de una visa

La Corte Final de Apelaciones de Hong Kong falló unánimemente este miércoles a favor de extender las visas conyugales a parejas del mismo sexo, lo que implica que las autoridades migratorias deberán reconocer los matrimonios y uniones civiles de personas del mismo sexo celebradas en otras jurisdicciones.

El caso fue presentado por SS y QT, dos mujeres británicas, que solicitaron el reconocimiento de su unión civil, celebrada conforme a la ley británica en la materia, y que se otorgara a QT visa de residente como cónyuge dependiente de SS. Hong Kong no reconoce las uniones de personas del mismo sexo ni bajo la forma de uniones civiles o sociedades de convivencia.

La pareja se mudó a Hong Kong en 2011 cuando SS fue contratada en la Región Administrativa Autónoma. Las autoridades migratorias, sin embargo, negaron visa de residencia a QT ya que el supuesto solo incluye a cónyuges, dependientes solteros, hijos menores de 18 años y padres mayores de 60 años del promotor residente en Hong Kong. De esta forma, QT ha vivido con visa de turista teniendo que salir cada seis meses para renovarla, quedando impedida para trabajar, abrir una cuenta de ahorros y recibir los beneficios que se otorgan a los cónyuges residentes.

El caso se presentó ante los tribunales de Hong Kong argumentando que el no reconocer su unión civil es contraria a la Ley Fundamental y a la Ordenanza sobre la Declaración de Derechos.

En primera instancia el tribunal falló en contra de QT alegando que se trataba de un intento por hacer que se reconocieran por la puerta trasera las uniones de personas del mismo sexo, pero la Corte de Apelaciones revirtió esa sentencia en el entendido que otorgar visa conyugal a parejas del mismo sexo no ponía en riesgo a la institución del matrimonio.

La oficina de inmigración presentó una apelación ante la Corte Final de Apelaciones, máxima instancia judicial, la que esta semana falló a favor del reconocimiento por las autoridades migratorias de las uniones civiles de personas del mismo sexo celebradas legalmente en otros estados, lo que no implica que se modifique la definición de matrimonio que es la unión celebrada entre un hombre y una mujer.

Se trata de un caso interesante porque en Hong Kong residen numerosos extranjeros. Por su importancia un grupo de bancos, entre ellos Credit Suisse, Goldman Sachs y Morgan Stanley, quiso presentar un amicus curiae a favor de QT, petición que no fue aceptada por la Corte.

Más información scmp.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net