Tigres en santuario

 

Se anunciaron nuevas medidas en Francia para la gradual desaparición de animales silvestres en circos itinerantes

La ministra de la Transición Ecológica de Francia, Bárbara Pompili, anunció la presentación de nuevas medidas para la desaparición gradual en los circos itinerantes de animales silvestres y de orcas y delfines en acuarios.

Se trata de medidas que ya han sido implementadas en regiones francesas y en otros países, pero que Francia como nación empieza a delinear para que en el futuro, sin precisar un calendario, los circos y acuarios no exhiban estos animales que pertenecen a sus hábitats y no a jaulas o piscinas.

En conferencia de prensa la ministra precisó que actualmente hay alrededor de 500 animales silvestres en los circos franceses de los que “se buscarán soluciones caso por caso, con cada circo, para cada animal”, haciendo notar que, evidentemente, estos animales no pueden ser liberados.

Ahora bien, se trata de medidas que solo afectarán a los circos itinerantes ya que las medidas no fueron anunciadas para otro tipo de espectáculos.

Respecto de acuarios, se establecerá la prohibición de abrir nuevos lugares y la prohibición de reproducción de delfines y orcas en cautiverio y de la adquisición de nuevos mamíferos marinos. La ministra habló de una transición de entre 7 y 10 años que prepararía a estos lugares como “santuario” de los animales que hoy existen.

Como apoyo a los circos y acuarios, la ministra Pompili anunció un presupuesto de 8 millones de euros para la transformación de los circos y apoyo a los delfinarios. “Les pedimos [a los circos] que se reinventen, será un período en el que necesitarán apoyo, el estado estará a su lado", precisó.

Durante el gobierno de Françoise Hollande, se aprobó un control de la crianza en cautiverio de delfines y marsopas, prohibiendo totalmente la crianza de orcas, pero la medida fue revertida por el Consejo de Estado, máxima instancia administrativa, por no haberse consultado con los propietarios de estos establecimientos, por lo que los acuarios siguieron operando con regularidad.

En México, desde 2014 diferentes estados empezaron a modificar sus leyes para prohibir los circos con animales. No fue sino hasta 2015 cuando se aprobaron reformas a la Ley General de Vida Silvestre que extendió la prohibición a todo el territorio nacional. La medida, por supuesto, fue muy combatida por los propietarios de circos quienes presentaron amparos en contra de la reforma, pero que fueron desechados. El problema fue que no se previó una transición ordenada y el destino de los animales, de tal forma que muchos de ellos están en estado de abandono o murieron en las peores condiciones.

Respecto de delfines, si bien no están totalmente prohibidos en nuestro país, las reformas a la Ley General de Vida Silvestre los prohibió en espectáculos itinerantes. La constitucionalidad de esta reforma fue confirmada por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que en 2017 rechazó unánimemente el amparo presentado por una empresa que realizaba espectáculos con delfines.

Cuando el mundo se está moviendo hacia la protección de los animales y la prohibición de animales en circos y de crianza en cautiverio de orcas y delfines, sería una enorme pena que México diera un paso atrás y deshiciera el camino hecho. Lo anterior porque a principios de este año un senador de Coahuila presentó una iniciativa para que los circos vuelvan a exhibir animales exponiendo el insulso argumento de que se trata de una tradición que permite a niños y jóvenes conocer especies que "no conocería de otra forma", como libros o videos.

Más información francebleu.fr

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net