0
0
0
s2smodern
Captura de pantalla de ReDigi

 

Los representantes legales de ReDigi han solicitado a la ministra de la Suprema Corte de los Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg, se les extienda el término para presentar su solicitud de revisión a la doctrina de la primera venta y su aplicación en la venta de música digital, para que los interesados puedan presentar escritos de amicus curiae, expresión latina que se puede traducir como “amigo del Tribunal”.

A principios de esta década, ReDigi intentó crear un mercado para la venta de los archivos digitales comprados en iTunes, con base en la Doctrina de la Primera Venta que permite al propietario de una reproducción de una obra, por ejemplo un disco o un libro, vender o deshacerse de esa copia sin responsabilidad de derechos de autor.

Esa ha sido la doctrina legal que sirve de base para la venta de libros usados y tiendas de discos de segunda mano.

La industria discográfica se opuso al servicio de ReDigi y la empresa perdió el caso, pero apeló la decisión. Después de cinco años el panel de jueces del Tribunal de Apelaciones del Segundo Circuito de los Estados Unidos resolvió la apelación estableciendo que sí hay una reproducción no autorizada en juego cuando los consumidores usan ReDigi para revender sus archivos digitales ya que producen una nueva copia del archivo digital, es decir, una reproducción no autorizada y viola derechos de autor, pero el tribunal sí considera viable la venta de una colección de canciones en un dispositivo de memoria, como una USB.

Ahora los representantes de ReDigi intentan que el máximo tribunal de Estados Unidos revise el caso."La petición plantea preguntas legales nuevas e importantes sobre la ley de derechos de autor", escribe Brian Lipkin, un abogado que ReDigi contrató para llevar el caso a la Suprema Corte. "Estas preguntas incluyen si, bajo la doctrina de la primera venta, una persona que adquiere legalmente un archivo digital a través de Internet tiene el derecho de revenderlo".

Si la Suprema Corte aborda el caso ReDigi sería de importancia en otros campos. Por ejemplo, los autores de libros han atacado recientemente las prácticas de las bibliotecas que prestan libros en línea y el proyecto de la Biblioteca Abierta, y han citado la opinión de ReDigi del Segundo Circuito para confirmar que se requiere el permiso del titular de los derechos de autor para el préstamo público de libros electrónicos.

La Corte Suprema sólo atiende una fracción de las peticiones que se le presentan, aunque cuando el caso ReDigi se presentó ante el Segundo Circuito el propio Tribunal comentó que el caso tenía una "alta probabilidad" de ser aceptado por la Suprema Corte.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern