Comparativa de diseños de Marc Jacobs y de Nirvana

 

A la demanda que el pasado mes de diciembre presentó la empresa de los derechos de la banda musical de la década de los años 90, Nirvana, Marc Jacobs ha respondido pidiendo que se deseche la misma por estar plagada de “atroces” problemas.

La disputa radica en el uso por Marc Jacobs en su reciente colección de ropa llamada Redux Grunge de varios elementos similares a la iconografía en negro y amarillo de la cara sonriente con lengua y unos ojos sustituidos por la letra X que Kurt Cobain diseñó en 1991 y que se registró en 1993.

La colección Jacobs, incluye un logotipo tipo smiley face plasmado en una camiseta y una sudadera. En ambas prendas mantienen el mismo diseño de la reconocida cara de la banda, pero cambiando las “x” de los ojos por una “m” y una “j”, por las iniciales de Marc Jacobs y sustituyendo el nombre de Nirvana por la palabra Heaven, pero la línea de la sonrisa es la misma al igual que la tipografía.

En la contestación, Marc Jacobs, empresa propiedad de LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton, señala que la demanda presentada por Nirvana LLC se basa en la “falsa premisa” de que poseen un registro de marca por la cara sonriente. Lo anterior porque la cara sonriente “es sólo una fracción de todo el trabajo artístico cubierto por el registro…que incluye el texto y gráficos en el frente y parte de atrás de una camiseta”. Así, dicen, Nirvana no tiene un registro de sólo la cara sonriente.

Pero, además, exponen que, de tener dicho registro, la cara sonriente fue reinterpretada por Marc Jacobs para incorporar elementos propios, por lo que no hay el nivel de similitud requerido por la ley para hacer un reclamo de infracción de marca.

El argumento más importante que exponen es que un mes después de presentada la demanda, Nirvana solicitó a la oficina de marcas de los Estados Unidos el registro de marca de la cara sonriente con la intención de usarla en ropa. Esto significa que la empresa ha declarado ante la oficina de marcas que no ha usado el diseño en cuestión por lo menos en ropa. Esto es importante porque en los Estados Unidos se puede alegar infracción de marca sólo si la marca que se reclama se ha usado en el rubro en el que fue registrada, en este caso, ropa.

Este argumento, sin embargo, no es muy sólido porque la empresa que comercializa los derechos de Nirvana sí ha estado vendiendo camisetas con la imagen sonriente, aunque no como parte del logotipo de la banda, sino como puro elemento decorativo.

Como punto final en la contestación, los abogados de Marc Jacobs responden que el diseñador de modas tiene una relación personal y profesional con Courtney Love, viuda de Kurt Cobain y propietaria del 50 por ciento de Nirvana LLC, y con Frances Bean Cobain, hija de la pareja, quienes, supuestamente, conocen de los diseños desde 1993 cuando Jacobs lanzó la colección Grunge para la marca Perry Ellis en la que trabajaba.

Incluso citan un comentario escrito por Courtney Love a una fotografía que Marc Jacob publicó con su playera: “¡Linda foto! ¡Sin embargo, parece familiar! ¡Asombroso!”.

Por todo lo citado anteriormente, los abogados de Marc Jacobs piden que la demanda sea completamente desechada. Ya veremos qué dice Nirvana LLC y que opina el juez y si el caso llega a juicio o termina aquí.

Más información thefashionlaw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net