Smartphone

 

La Cámara de Senadore se prepara para aprobar el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil

En diciembre, la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para crear un nuevo registro de usuarios de telefonía móvil.

Esta propuesta no es para nada nueva. Hace 13 años se estableció el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (RENAUT) en la Ley Federal de Telecomunicaciones, pero fue derogado en 2012.

El RENAUT nació de origen viciado ya que el gobierno federal asumió una obligación que le correspondía solo a los concesionarios de redes públicas de telecomunicaciones, incumpliendo el gobierno federal con todas las disposiciones legales.

La ley obligaba a los usuarios a entregar al proveedor de servicios copia de identificación oficial, comprobante de domicilio y, lo más importante, la huella digital y los concesionarios debían de conservar los documentos de identificación del Usuario.

Pero la Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL) creó una reglas que modificaban de fondo todas las obligaciones previstas en la Ley: Sin ningún fundamento trasladó la obligación de llevar el Registro y conservar la información de los concesionarios al Registro Nacional de Población (en lo sucesivo el “RENAPO”) de la Secretaria de Gobernación, transformando una obligación de los concesionarios en una obligación del gobierno.

Estas reglas fueron hechas así porque desde un principio los concesionarios rechazaron el Registro, por lo que el gobierno negoció este modelo ilegal.

Además, el registro también fue atacado por tener que entregar información al gobierno sobre la línea de teléfono móvil de cada usuario.

Esto llevó al fracaso del RENAUT y a que finalmente se decidiera desaparecerlo.

Ahora se implementará un nuevo intento para establecer este registro, reformando distintos artículos de la Ley de Telecomunicaciones y adicionando cunado menos dos capítulos para crear el padrón y establecer las sanciones en caso de incumplimiento.

Ahora el responsable de operar el padrón será el Instituto Federal de Telecomunicaciones y las compañías que proporcionan los servicios de telefonía móvil serán las responsables de recabar los datos y alimentar el padrón, que incluirán:

El nombre del titular o propietario; número de la línea de telefonía móvil; fecha y hora de la activación de la línea adquirida en tarjeta SIM; nombre completo o en su caso la denominación o razón social del usuario, nacionalidad, número de identificación oficial con fotografía y CURP; datos biométricos del usuario; domicilio; datos del concesionario de telecomunicaciones; esquema de contratación de la línea móvil, pospago o prepago.

En caso de que se aprueben las modificaciones, respecto de las líneas contratadas previamente a que entren en vigor los cambios, los operadores tendrán dos años para recabar los datos y hacer el registro, a través de una campaña de información, y en caso de que no se proporcione la información, se suspenderá el servicio sin derecho a reactivación, pago o indemnización alguna.

Este padrón podría incluir más de 120 millones de registros de usuarios de teléfonos móviles en México, esto, según la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU) al tercer trimestre de 2020.

La ley establece una serie de sanciones para los operadores en caso de que no se cumpla con el registro o se use indebidamente la información.

Es posible que esta reforma se apruebe en este periodo de sesiones de la Cámara de Senadores, que concluye el próximo 30 de abril.

Más información senado.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net