Bandera de Dinamarca

 

Se eleva el número de jóvenes nacidos y criados en Dinamarca con pasaportes expedidos que, sin embargo, no les reconocen la nacionalidad

En Dinamarca se está discutiendo nuevamente las reglas para la naturalización de las personas frente al creciente número de personas que tienen un pasaporte extranjero, Fremmedpas, que el gobierno extiende a las personas sin nacionalidad o apátridas.

Muchos de los que tienen este pasaporte, que es de color gris, son hijos de extranjeros nacidos y criados en Dinamarca, pero que no tienen la nacionalidad por la extranjería de sus progenitores. Para ser considerados daneses deben iniciar el proceso de naturalización.

Sin embargo, obtener la nacionalidad no es sencillo para muchos jóvenes porque uno de los requisitos que se exige es haber trabajado un número de años.

“Uno de los requisitos es que los jóvenes hayan trabajado tiempo completo por tres años y medio de cuatro para que puedan solicitar la nacionalidad, lo que es casi imposible cuando se está estudiando”, declaró Kristian Kriegbaum Jensen, profesor especializado en política y administración pública de la Universidad de Aalborg.

En promedio, en 2020 la solicitud de naturalización tomó 16 meses. Los solicitantes, una vez cumplidos los requisitos como el del tiempo trabajando, deben pasar un examen escrito y que se les conceda la nacionalidad en su municipalidad en una ceremonia. En esta ceremonia, conforme con una reforma legislativa de 2021, la concesión de la nacionalidad se sella con un saludo de manos con la autoridad municipal.

"Es bastante justo que las personas que vienen a Dinamarca y obtienen su ciudadanía danesa puedan contar con conocer al alcalde, sin importar dónde viva", declaró al respecto el canciller Lars Aslan Rasmussen.

Conforme con cifras del Servicio de Inmigración de Dinamarca, entre 2012 y 2014, entre 8,000 y 9,000 personas al año obtuvieron un Pasaporte de Extranjero. En años recientes la cifra se ha elevado a unos 14,000 al año. Este aumento refleja el elevado número de personas que piden el asilo, pero también que las reglas para ser naturalizados se han hecho más estrictas, según lo explicó el profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Aalborg, Jesper Lindholm.

Para los políticos de derecha, las reglas para obtener la nacionalidad danesa, empero, no son suficientemente estrictas.

Hablando sobre quienes tienen Pasaporte Extranjero, la vocera del partido Dansk Folkeparti, Marie Krarup, dijo: “Ellos son extranjeros si sus padres no tienen raíces en Dinamarca y no tienen el derecho de estar aquí. Dinamarca no es su hogar y no puede serlo. Ellos deben irse al país de donde son sus padres, incluso si no están familiarizados con él”.

Por su parte, Ny Borgerlige, del mismo partido, opinó que las reglas por las que se otorga el asilo deben hacerse más estrictas para que quienes piden refugio y sus hijos sean expulsados más rápido del país y la política Mette Thiesen dijo: “Si las personas no cumplen con los requisitos, está bien que tengan pasaportes extranjeros durante años”. Agregó: “No veo cuál es el problema. Puedes tener una buena vida en Dinamarca sin la nacionalidad danesa. Dinamarca concede muchas naturalizaciones. Deberían ser muy, muy pocas.”

Para los políticos de izquierda, las leyes de naturalización son demasiado estrictas. “Es una desgracia democrática que tengamos un creciente número de ciudadanos que tienen residencia legal y permanente, pero no todos los derechos”, dijo Peder Hvelplund del partido Enhedslisten. “Los pasaportes extranjeros son un perpetuo recuerdo de que no eres un integrante completo de la sociedad.”

Pese a que su partido político, Socialdemokratiet, rechazó una iniciativa de reforma para relajar las reglas de naturalización para los jóvenes nacidos y educados en Dinamarca, el ministro de Inmigración e Integración, Mattias Tesfaye, opina que los nacidos y criados en el país, que tienen una participación activa en la sociedad, deben obtener la nacionalidad.

“Antes teníamos reglas más relajadas bajo las que personas que no hablaban danés eran naturalizadas. Es bueno que las hayamos hecho más estrictas. Solo invito a las personas a solicitar si se sienten ciudadanos daneses. Varios miles son aceptados cada año y estoy feliz por ello”, dijo el ministro sobre el tema.

Tener una nacionalidad es un derecho humano y la ONU reiteradamente ha hecho el llamado a los países a no negar este derecho a las personas.

Más información cphpost.dk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net