Perritos

 

Se anticipa la presentación y aprobación de una esperada ley que en Turquía sancione con mayor severidad el maltrato animal

El 8 de junio, durante la reunión del Consejo Ejecutivo de Decisiones Centrales del gobernante Partido Justicia y Desarrollo, AKP, se presentó al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, una iniciativa de ley en materia de protección animal. Aunque la iniciativa debe ser aprobada por el Parlamento, la aprobación presidencial anticipa la aprobación parlamentaria.

Se trata de una ley que lleva varios años en preparación y que cambia el sistema actual de protección animal al establecer que los animales son seres vivos y no bienes como está establecido en la legislación vigente, además de establecer penas de seis meses a cuatro años de prisión para quienes abusen, maten o torturen animales. Es una sanción suficientemente larga para evitar que se pueda conmutar por una multa o que el comisor alcance a salir bajo fianza. De momento las sanciones por maltrato animal son muy benignas y consisten en multas, salvo ciertos casos que han ganado titulares nacionales por la crueldad inusitada y en los que los tribunales han impuesto castigos más severos.

En el caso de abuso sexual a animales, además de la pena de prisión se podrá imponer una multa judicial no menor a 100 días.

Las mascotas serán implantadas con un microchip para poderlas rastrear apropiadamente. Así, en el caso que se determine que una mascota fue abandonada deliberadamente por el propietario, se impondrá una multa de hasta 2,000 liras turcas, equivalentes a unos 232 dólares estadunidenses.

La iniciativa de ley faculta a la fiscalía a iniciar investigación de oficio, es decir, sin necesidad de mediar denuncia, en casos en que los perpetradores de delitos contra los animales sean atrapados en flagrancia.

La ley ordena la esterilización forzosa de todos los animales callejeros en un plazo de entre tres y cuatro años facultando a los municipios para esta tareas. Así, las municipalidades deberán establecer refugios de animales, proporcionar servicios de rehabilitación y ofrecer programas de vacunación.

La propiedad, importación, venta, compra, publicidad, intercambio o entregar como regalo perros de razas consideradas peligrosas, queda prohibido. Estas razas son Pitbull Terrier, Tosa Japonés, Dogo Argentino y Fila Brasileño. A diferencia de otros países, la ley permitirá que los propietarios de perros de estas razas en Turquía conserven a sus mascotas cuando la ley inicie vigencia hasta que fallezcan, siempre que estén registradas y esterilizadas.

Además, estas razas de perros no podrán salir a la calle sin correa y bozal y no podrán pasear en parques y jardines donde haya niños.

La iniciativa de ley no prohíbe las tiendas de mascotas que muchas veces implican lo que se conoce como fábricas de cachorros, aunque no se descarta que al final el tema pueda incluirse en la iniciativa.

Regular el maltrato animal es importante por razón de los animales y para evitar problemas sociales. Por ejemplo, en abril de este año, la titular de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT)de la Ciudad de México anunció una iniciativa de ley en la que se reconozca a los animales como “seres vivientes” con derechos, estableciendo que el maltrato animal es un síntoma de un núcleo familiar perturbado y disfuncional, que suele estar asociado a la violencia doméstica y hasta de género.

En miabogadoenlinea.net hemos insistido en la necesidad de atender y sancionar el maltrato animal no solo por razones humanitarias, sino porque según algunos estudios, la crueldad con los animales se traduce en una ausencia de empatía que puede convertirse en delitos graves contra otras personas, al considerarse un factor criminógeno para cometer otros delitos contra la integridad corporal, sexual y la vida.

Más información hurriyetdailynews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net