Teléfono inteligente

 

Apple, Inc. se ha visto obligado a pagar una indemnización millonaria después de que técnicos publicaron en Internet imágenes explícitas y videos de un teléfono que tenían que reparar

Este incidente se hizo público cuando en una acción colectiva que involucra a Pegatron Corporation y Aple, Inc se hace referencia a un caso previo, señalando que el nombre del cliente “claramente era Apple”.

En ese juicio se expone que el 14 de enero de 2016, una joven de 21 años residente en Oregon, Estados Unidos, envió su iPhone a un centro de reparación autorizado llamado Pegatron Technology Service en California.

Al revisar el teléfono los técnicos encontraron imágenes y videos explícitos de la joven y publicaron “el material extremadamente personal y privado” en la cuenta de la joven en la red social Facebook y otros sitios.

La información fue publicada para aparentar que lo había hecho la joven de manera intencional, causándole “un estrés emocional severo” según los documentos. La joven se dio cuenta del incidente cuando sus amigos vieron los videos e imágenes en Facebook.

Los abogados de la joven demandaron por invasión de la privacidad e infligir angustia emocional, y habían advertido sobre la “publicidad negativa en los medios” que acompañaría a una demanda.

La joven y la compañía eventualmente llegaron a un acuerdo por una cifra multimillonaria, pero Apple nunca fue nombrado directamente en un esfuerzo por mantener el asunto confidencial, hasta que se hizo mención del mismo en esta acción colectiva. El acuerdo incluía una disposición de confidencialidad que impedía discutir el caso o revelar el monto del pago.

Apple argumentó que hacer públicos los detalles del acuerdo podría "dañarlo irreparablemente" y causar un "daño comercial sustancial", por lo que insistió en la confidencialidad en todo momento, con muchos de los detalles del incidente sellados.

Según los documentos presentados al tribunal, el incidente desencadenó una investigación "exhaustiva" por parte de Apple y las dos personas responsables de publicar las imágenes fueron despedidas.

Apple ha argumentado a menudo que su control sobre la reparación de sus dispositivos ayuda a proteger la privacidad de los clientes, oponiéndose a la legislación que facilitaría que terceros arreglen sus dispositivos electrónicos o leyes del “derecho a reparar” alegando que esto pondría en peligro la seguridad o la privacidad de sus clientes.

La compañía le dijo a un comité del Congreso de Estados Unidos en 2019 que su supervisión de las reparaciones del iPhone garantiza una "reparación segura y confiable". Este caso pone en duda sus argumentos.

Sobre este caso un portavoz de Apple dijo: "Nos tomamos muy en serio la privacidad y la seguridad de los datos de nuestros clientes y contamos con una serie de protocolos para garantizar que los datos estén protegidos durante todo el proceso de reparación. Cuando nos enteramos de esta atroz violación de nuestras políticas en uno de nuestros proveedores en 2016, tomamos medidas inmediatas y desde entonces hemos continuado fortaleciendo nuestros protocolos para proveedores".

Más información telegraph.co.uk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net