Taza de baño

El pasado 24 de julio la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución, a instancias de Singapur, en la que se designa el 19 de noviembre como Día Mundial de los Baños.

 

Se trata de una resolución que puede ser motivo de risa, pero que el representante de Singapur que presentó la iniciativa declaró que bien vale la pena la mofa si con ello se ayuda a salvar vidas.

 

Lo anterior porque para los que tenemos acceso al baño el asunto es chistoso, pero no lo es para los más de 2,000 millones de personas que carecen de instalaciones sanitarias adecuadas y para los más de 1,100 millones que deben defecar al aire libre.

 

De acuerdo con esta iniciativa, poner fin a esta práctica y dotar de instalaciones sanitarias adecuadas reducirá el 35 por ciento de la diarrea lo que salvará anualmente de la muerte a casi un millón de niños menores de 5 años.

 

Aunado a lo anterior se encuentra el problema que enfrentan las niñas y mujeres que al tener que salir de sus casas a baños públicos se enfrentan a la amenaza de violencia.

 

Este no será el primer año que se celebre el 19 de noviembre como el Día Mundial de los Baños ya que el año pasado, instancias de Jack Sims, un empresario de Singapur, se celebró jocosamente la fecha, llamando la atención del mundo, no hacia los excusados, sino hacia la falta de ellos.

 

El día se celebró con exhibiciones de excusados al aire libre, pancartas frente a baños públicos, con excusados musicales e invitando a las personas a decorar los excusados y dejar recados sobre el problema. Además, se recogieron firmas para presentar a la ONU y recordarles el problema de la falta de saneamiento.

 

Gracias a la iniciativa de Jack Sims la alerta ya es resolución en la ONU. Solo esperemos que la celebración de un día tan peculiar genere resultados efectivos para que, como lo dijo el vicesecretario de la ONU, Jan Eliasson, todas las personas gocen del derecho elemental de tener acceso a un baño.

 

 

Más información ONU

 

www.miabogadoenlinea.net