Funcionario surcoreano causa controversia por usar un reloj pirata

Hombre mirado su reloj de pulsera

Una gran controversia se ha suscitado en Corea del Sur después de que el director de la Comisión de Servicios Financieros fuera captado usando un reloj que inicialmente se creyó que era un carísimo modelo de la marca suiza  Vacheron Constantin y que resultó ser una copia pirata.

El funcionario, Choi Jong-ku, fue visto usando el reloj en una reunión respecto del presupuesto en la Asamblea Nacional el pasado 7 de noviembre. Inicialmente las críticas fueron hacia el uso de un reloj tan caro, pues un ejemplar puede llegar a costar hasta 100 millones de wons, unos US$88,500.

Los críticos arguyeron que en su declaración patrimonial Choi no había declarado un reloj de tan alto valor, cuando los funcionarios están obligados por ley a declarar joyas, incluidos relojes, que cuesten más de 5 millones de wons.

Por la controversia suscitada, Choi declaró que había adquirido su reloj durante un viaje de negocios que hizo a Vietnam en 2011 y que su reloj le había costado unos US$30 dólares.

“Yo no sabía que (Vacheron Constantin) fuera una marca tan famosa antes de comprar (la réplica) en Camboya. Yo solo me di cuenta después de haber empezado a usarlo”, declaró a un diario local, confundiendo, quizá, los dos países del sureste asiático, Vietnam y Camboya.

Para zanjar cualquier confusión, hizo analizar su reloj por un relojero experto de Seúl que lleva más de 30 años en el negocio, quien confirmó que se trataba de una copia barata.

Conocida la información, la pregunta cambio a por qué un alto funcionario utiliza un reloj pirata, a lo que el funcionario contestó que lo encuentra muy práctico y que lo ha usado tanto que la he tenido que cambiar algunas veces la correa de piel.

Las leyes surcoreanas castigan la importación, venta y distribución de artículos pirata. Sin embargo, se pueden ingresar hasta dos artículos por persona al país, siempre que sean para uso personal. Así que Choi Jong-ku no infringió ninguna ley ni hay delito que perseguir.

Pero… la piratería está prohibida y no es coherente que un funcionario que supuestamente trabaja en un estado de derecho haga parecer el asunto como corriente y sin importancia. Sin embargo, estas contradicciones están a la orden del día en todas partes. Baste echar una mirada al comportamiento de muchos de los servidores y funcionarios mexicanos para quienes rendir la protesta de cumplir y hacer cumplir la Constitución y demás leyes, parece ser sólo un fastidioso requisito para ejercer el cargo y cobrar el sueldo.

Más información koreanherald.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information