Bayan Zahran, una de las primeras abogadas del Reino

Esta semana, las mujeres en el Reino de Arabia Saudita obtuvieron un nuevo reconocimiento de sus derechos con el anuncio del ministro de justicia, Waleed Al Samaani, haciendo saber que a partir de ahora las actas de matrimonio se expedirán por duplicado, entregando una copia de la misma a las esposas, lo que facilitará que las mujeres no solo conozcan sus derechos, sino que los hagan valer.

Expertos legales afirman que se trata de un gran avance en el reconocimiento de los derechos de las mujeres que será de gran utilidad frente a las cortes familiares, particularmente, al poder probar la existencia del matrimonio.

Hasta el momento, muchas mujeres que han contraído matrimonios sin el conocimiento de las familias de los esposos, han sido incapaces de que sus esposos reconozcan sus obligaciones legales al no poder probar la existencia del vínculo matrimonial. En otros casos, el problema lo han enfrentado con las familias de ellos que, al negarse a reconocer la existencia del matrimonio, les niegan el derecho de sucesión.

Conforme al derecho vigente en Arabia Saudita, el matrimonio es válido cuando se celebra con la presencia de dos testigos. Si bien no se prohíbe expresamente el matrimonio infantil, en 2010 se dictaron reglas para que se preguntara la edad de las novias y, en caso de tratarse de una niña, se pudiera evitar la celebración de la unión. Existe también otro tipo de matrimonio, el matrimonio mysiar en los que se renuncia a uno o varios derechos derivados del matrimonio.

En el contrato de matrimonio se establecen los derechos que adquiere la mujer como el monto de dinero que recibirá en caso de divorcio o incluso si el esposo la autoriza o no a tener un trabajo fuera del hogar. Al recibir copia de este contrato, las mujeres conocerán exactamente estos derechos por lo que será más fácil que los hagan valer judicialmente.

El caso decidido la semana pasada a favor de una mujer que se casó con un adinerado empresario ejemplifica esta problemática. La esposa se tuvo que enfrentar a la familia de su esposo por su derecho a la herencia ya que la familia de él no la reconocía como legítima esposa y ella no tenía forma de demostrar que el matrimonio se había celebrado. El esposo falleció de un infarto al mes de casados.

El tribunal falló a favor de la mujer después de que su abogado lograra convencer a los dos testigos del contrato de matrimonio de que atestiguaran a favor de su representada. Al haberse reconocido la existencia del vínculo matrimonial, se le concedieron 67 millones de riyales saudís, equivalentes a un poco menos de 18 millones de dólares estadounidenses.

Se trata de pequeños pasos, pero poco a poco las mujeres en Arabia Saudita han ido logrando que se les reconozcan más derechos y ya se ha permitido, por ejemplo, que las mujeres ejerzan como abogadas. Quizá no esté demasiado lejano el día en que les permitan manejar un auto o fumar un cigarrillo sin la necesaria presencia de un hombre.

Más información gulfnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It