El miércoles de esta semana la Asamblea Nacional de Francia aprobó por un estrecho margen de votos, 270 a favor y 249 en contra, una ley que reforma el sistema de pensiones del país.

 

La iniciativa enviada por el presidente Hollande no propuso elevar la edad de retiro de como lo propuso en su momento Nicolás Sarkozy, sino que eleva el número de años trabajados de 41.5 a 43 para 2035 a fin de que el trabajador obtenga una pensión completa.

 

El tema de las pensiones se ha estado debatiendo en Francia desde hace algunos años pues se trata de un sistema altamente endeudado y que de no realizarse un cambio para el año 2020 el déficit ascendería a 20 mil millones de euros.

 

Seguramente esta tibia reforma que pretende evitar las multitudinarias manifestaciones como la que ocurrió en 2010, podría no ser aprobada del todo por la Unión Europea que ha estado presionando a Francia para que eleve la edad de jubilación.

 

Lo anterior porque en julio de 2010 la Comisión Europea propuso elevar a 70 años la edad mínima de jubilación en los países integrantes de la Unión, buscando que todos los países miembros incrementen gradualmente la edad mínima de jubilación.

 

En ese año se propuso en Francia una reforma para elevar la edad de jubilación de 60 años, vigente desde 1982, a 62 años y elevar también la edad para obtener una jubilación plena que requiere tener 65 años de edad y 40 años de cotización al sistema de seguridad social. Esta reforma terminó siendo rechazada por oposición popular.

 

La ley aprobada por la Asamblea Nacional esta semana solo eleva el número de años trabajados y no la edad física del trabajador. Todavía debe ser revisada por el Senado pero no se esperan ni oposición ni cambios por lo que es muy probable que esta iniciativa se convierta muy pronto en ley.

 

 

Más información France24.com

 

www.miabogadoenlinea.net