Ratko Mladic, el general serbio detenido en mayo pasado y acusado de haber cometido crímenes contra la humanidad, entre ellos genocidio, tuvo que ser retirado de la corte en la audiencia que se sostuvo este 4 de julio ante el Tribunal Especial para la Ex Yugoslavia, que funciona en La Haya, Holanda.

 

Desde su arresto y extradición, Mladic ha retado la jurisdicción de la corte. En su primera audiencia opuso resistencia para permitir que se leyera el folio de las acusaciones en su contra y siguiendo el desacato, en la audiencia del 4 de julio fue removido de la sala por órdenes del juez que preside su juicio, Alphons Orie.

 

Ya se le había solicitado a Mladic que dejara de comunicarse con la audiencia mediante gestos en las manos, como levantar los pulgares en señal de triunfo, generando más encono entre sus acusadores, pero en la última audiencia retó la paciencia del juez interrumpiendo constantemente para cuestionar la jurisdicción de la corte e insistir en que el abogado que lo representa ha sido impuesto y que desea la asistencia de sus dos abogados.

 

Tras la decisión del juez Orie de retirar a Mladic de la Corte, se procedió a leer los cargos que se le imputan y a recibir las declaraciones de no culpabilidad del indiciado.

 

Mladic tendrá que responder ante este Tribunal Especial para la Ex Yugoslavia por dos cargos de genocidio, cargos de exterminación y homicidio, terrorismo y ataques ilegales, persecución y secuestro por la retención ilegal de más de 200 Cascos Azules tras la masacre de Srebrenica.

 

La fiscalía ha revisado los cargos a fin de actualizar el juicio de Ratko Mladic con el de Rodovan Kardzic, también sujeto a proceso en este tribunal que ventila diferentes procesos para la ex Yugoslavia y que se estableció en La Haya.

 

 

Más información The New York Times

 

www.miabogadoenlinea.net