Finalmente el jueves por la mañana fue detenido en Serbia el general Ratko Mladic, quien desde 1995 es buscado por el Tribunal Penal Internacional para la Ex Yugoslavia por crímenes de guerra y contra la humanidad, incluido el genocidio, por la masacre de Srebrenica en donde murieron más de 7,500 niños y hombres musulmanes.

 

Europa había solicitado a Serbia la captura del general a fin de procesarlo en el tribunal cuya sede se encuentra en La Haya y fue esta la condición que se impuso para el ingreso de Serbia a la Unión Europea.

 

La captura se produjo en una provincia al norte de Serbia donde vivía bajo otro nombre y en una casa de un pariente, quien fue vigilado estrechamente durante las dos últimas semanas.

 

Desde la captura en 2008 de Radovan Karadzic, quien está siendo procesado igualmente por la matanza de Srebrenica, Mladic era el criminal de guerra más buscado. Horas después de su captura, el fiscal general del Serbia anunció que había iniciado el proceso de extradición y se presentaron fotografías de su comparecencia ante un juez de lo penal en Belgrado, la capital serbia.

 

El juez determinó hace unas horas que Mladic está apto para comparecer en juicio en La Haya otorgando así su extradición. Mladic tiene hasta el próximo lunes para apelar dicha decisión.

 

El presidente de Serbia, Boris Tladic, fue cuestionado sobre la captura en este momento en que la Unión Europea analiza el ingreso de su país a lo que respondió que su gobierno había estado comprometido con la captura de Mladic sin haber calculado su captura. En octubre del año pasado el gobierno ofreció una recompensa de 10 millones de euros por la captura de este hombre.

 

Mladic es para algunos serbios un héroe que defendió su territorio durante la guerra y por ello cientos de personas se manifestaron en Belgrado exigiendo la liberación del general. Sin embargo, de acuerdo con el reportero de la BBC en Serbia, para las generaciones jóvenes que desean dejar atrás la guerra, Mladic era solo un impedimento para que el país se moviera al futuro y pudiera ingresar a la Unión Europea.

 

Serge Brammertz, el fiscal del Tribunal Penal Internacional para la Ex Yugoslavia, declaró sobre el arresto que el mismo demuestra a los responsables de graves violaciones a las leyes humanitarias internacionales, que no existe la impunidad.

 

Por su parte, Rodovan Karadzic, a través de su abogado, manifestó sentirse apenado por el arresto y añadió que buscará trabajar con Mladic para mostrar en el tribunal la verdad sobre los sucesos de Srebrenica.

 

Sobre la captura varios presidentes europeos expresaron que se trataba de un momento histórico en el que por fin se podría hacer justicia, por lo que se debe estar considerando seriamente hacer de Serbia el estado número 28 en formar parte de la Unión.

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net