El mes de marzo inició con la reanudación en La Haya del juicio en contra de Rodovan Karadzic acusado de genocidio por la masacre de Srebrenica.

Karadzic sigue sin aceptar otra representación por lo que él mismo presentó su caso el lunes cuando calificó sus actos como parte de una “guerra justa y santa” en contra de las intenciones musulmanas de restaurar el imperio otomano.

Durante su participación, que duró más de cuatro horas, dijo que naciones como estados Unidos o Alemania apoyaban la idea de un estado musulmán y añadió que el juicio le daría la oportunidad de defender a Bosnia y su propio nombre.

Durante el segundo día de juicio, Karadzic declaró que la muerte de los 8,000 hombres musulmanes asesinados en Srbrenica fue un mito, por lo que lo importante era averiguar cuántos y quienes murieron y acusó a la OTAN de haber retenido y atemorizado en esos años a la sociedad civil lo que terminó por desembocar en la guerra.

Tras finalizar la presentación de su caso, solicitó una vez  más al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, un aplazamiento del juicio para poder preparar adecuadamente su defensa, recurso que fue aceptado y que será sometido a estudio por los jueces de apelación.

De igual manera solicitó se revise el acuerdo de inmunidad que argumenta haber firmado con Richard Holbrook, enviado de Estados Unidos por el que desconoce la  jurisdicción del Tribunal, argumento que ya al haber sido presentado previamente fue rechazado por el mismo Tribunal, confirmando existencia de jurisdicción para juzgar a Karadzic.

Karadzic enfrenta 11 cargos por crímenes de guerra y contra la humanidad, entre los que se contabilizan dos cargos por genocidio por su participación como comandante supremo en las acciones de limpieza étnica de musulmanes serbios y bosnios ocurridos en el asedio de 44 meses a Sarajevo cuando fallecieron más de 10,000 personas, y en la muerte de los 8,000 hombres musulmanes en Srebrenica.

 

Fuente Times on Line

 

www.miabogadoenlinea.net