De visita en Serbia, el fiscal del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia, Serge Brammertz, urgió a las autoridades de ese país la pronta captura del ex general Ratko Mladic, para que sea juzgado por genocidio derivado de la masacre de Srebrenica.

 

La prensa  de Bosnia ha acusado al gobierno serbio de proteger a Mladic, quien supuestamente ha sido fotografiado varias veces en Belgrado en reuniones familiares y sociales, moviéndose con absoluta libertad pese a la orden de captura que existe en su contra.

 

Para Serbia la captura de Mladic no supone una tarea fácil ya que durante muchos años negaron el genocidio, aunque el pasado mes de marzo emitieron una disculpa formal por la matanza de Srebrenica en la que murieron más de 8,000 hombres y niños musulmanes mayoritariamente en 1995.

 

La disculpa, sin embargo, así como la posible captura de Mladic no supone para los serbios necesariamente un acto de reconocimiento de culpabilidad, sino un intento más por lograr su aceptación en la Comunidad Europea, organismo que ha solicitado resarcimiento de daños derivados de la separación de Yugoslavia para analizar formalmente su inclusión.

 

Ya han sido condenadas varias personas por la masacre de Srebrenica, entre ellos el ex coronel Ljubisa Beara, colaborador de Mladic, y el teniente coronel Vujadin Popovic. Ambos recibieron la máxima sentencia de cadena perpetua.

 

Los dos acusados de ser los mayores responsables de Srebrenica son Rodovan Karadzic quien enfrenta juicio actualmente en La Haya y Ratko Mladic, aún fugitivo. El ex presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, acusado de complicidad, falleció en 2006 mientras se encontraba esperando el inicio del juicio en su contra, bajo custodia de la ONU.

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net