Esta semana darán comienzo en París, Francia, las audiencias de la demanda que en marzo del año pasado interpusiera la tabacalera Philip Morris en contra de la República Oriental del Uruguay por el establecimiento de estrictas medidas antitabaco que han significado pérdidas económicas para la empresa.

 

De acuerdo con Philip Morris al haberse establecido esas medidas antitabaco, Uruguay violó un tratado de promoción y protección de inversiones que firmó en 1998 con Suiza, país en que se encuentra la sede de la tabacalera.

 

De esta manera Philip Morris demandó en marzo del año pasado a Uruguay ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), tribunal de arbitraje dependiente del Banco Mundial.

 

Con las leyes antitabaco promulgadas durante el mandato del presidente Tabaré Vázquez, quien gobernó el país de 2005 a 2010, Uruguay se convirtió en el primer país de América Latina y el quinto en el mundo en prohibir el humo de tabaco en lugares cerrados.

 

Debido a estas medidas, que prohíben los cigarrillos light, la marca tuvo que retirar del mercado siete de las doce submarcas que comercializaba en el territorio uruguayo. Además recurren la disposición que obliga a que las imágenes que muestran los efectos adversos del cigarro en la salud deben ocupar el 80% de la superficie de la cajetilla, porque suprime su derecho de propiedad intelectual e impide mostrar adecuadamente su producto.

 

En esta demanda Philip Morris solicita una enorme compensación económica y se piensa que la demanda es solo una medida tendiente a intimidar a naciones pequeñas, como Uruguay con tres millones de habitantes, para que no implementen en sus territorios medidas antitabaco.

 

En su defensa, Uruguay argumenta que sus leyes aplican las medidas del convenio marco de las Naciones Unidas para el control del tabaco, vigente desde 2005 y ratificado por 173 países.

 

Además presentará cifras sobre la reducción del consumo de tabaco entre adultos, que bajó del 32% al 25%, entre 2006 y 2009, y entre adolescentes que en el mismo período disminuyó de 32% al 18,7%, lo que apoya su argumento de que se trata de medidas efectivas en beneficio de la salud.

 

 

Más información BBC

 

www.miabogadoenlinea.net