Mazo judicial

 

Corte de distrito en Suecia absuelve de agresión agravada a médico italiano que realizó trasplantes de tráquea en el Karolinska

La Corte de Distrito de Solna, Suecia, dictó este jueves la sentencia en el caso presentado en contra del médico italiano Paolo Macchiarini quien en 2011 logró el primer trasplante de tráquea sintética usando células madre, lo que le ganó fama mundial como pionero de la medicina regenerativa.

En total, Paolo Macchiarini realizó ocho operaciones de trasplante de tráquea, tres en Suecia y cinco en Rusia. Los tres pacientes que operó en Suecia fallecieron y, según información de la prensa sueca, cuatro de los operados en Rusia tampoco sobrevivieron.

El doctor Macchiarini fue contratado por el prestigioso Instituto Karolinska de Suecia, pero en 2013, tras alegaciones de que el médico italiano había minimizado los riesgos de las cirugías, se negó a renovarle su contrato como cirujano, aunque defendió su actuación hasta 2018 cuando una investigación interna reveló faltas en la conducta profesional del médico.

Los familiares de los pacientes suecos estuvieron durante años tratando de que se procesara al médico por los fallecimientos. La imputación la lograron en septiembre de 2020 cuando la fiscalía sueca presentó acusaciones de lesiones corporales y agresión agravada respecto de los tres pacientes que Macchiarini operó.

Las audiencias del proceso se efectuaron en mayo en el tribunal en Solna, un municipio al norte de Estocolmo y que forma parte de la zona metropolitana de la capital sueca. La sentencia en la que declaran culpable a Paolo Macchiarini de haber infligido lesiones a un paciente, pero en la que lo absuelven de agresión agravada, se dio a conocer este 16 de junio. La sanción es de dos años de sentencia suspendida lo que significa que si Macchiarini, de 63 años, comete en este tiempo otro delito, la sentencia será revisada.

En el proceso, la fiscalía sueca argumentó que las cirugías de tres pacientes en Suecia constituyeron agresión o, alternativamente, daño corporal debido a negligencia, porque Macchiarini hizo caso omiso de la "ciencia y la experiencia comprobada".

La defensa, a cargo del abogado Bjorn Hurtig se basó en que los trasplantes fueron una alternativa decidida una vez que otras opciones de tratamiento fueron excluidas. Macchiarini se refirió a estas cirugías como “Plan B”. Asimismo, se declaró que las decisiones de las cirugías fueron tomadas por un equipo de trabajo y discutidas con otros médicos experimentados.

En comunicado del tribunal se explica que “en vista de la condición [fatal] de los pacientes, la corte de distrito concluye que los procedimientos [quirúrgicos] en los dos primeros pacientes fueron justificables”. Sin embargo, “en el momento de efectuar el procedimiento en el tercer paciente, la experiencia de los primeros procedimientos era tal que el cirujano debió haberse abstenido de permitir que otro paciente fuera operado” y en este caso sí hay responsabilidad por lesiones corporales, pero no por agresión agravada.

Sobre la decisión, Jim Westerberg, director de la fiscalía, dijo que el veredicto era sorpresivo porque no imaginaron que el tribunal iba a justificar las cirugías por la mala situación de salud de los pacientes para dictar la decisión.

Por su parte, el abogado Hurtig declaró que su representado esperaba ser absuelto de todos los cargos, pero que la decisión lo había absuelto de casi todas las acusaciones y que “ganó la mayoría del caso”.

Hasta el momento, ninguna de las partes ha declarado si apelarán la decisión.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net