Paciente en camilla

 

Médico italiano que alcanzó fama mundial por trasplantes de tráqueas sintéticas, es imputado por agresión agravada

La fiscalía de Suecia anunció la presentación de cargos por agresión agravada en contra del médico italiano Paolo Macchiarini quien en 2011 logró el primer trasplante de tráquea sintética usando células madre, lo que le ganó fama mundial como pionero de la medicina regenerativa.

Esta fama, sin embargo, fue efímera pues en 2014 varios cirujanos del Instituto Karolinska de Estocolmo, KI, institución en la que fue contratado, presentaron quejas en las que señalaban que el médico italiano había minimizado los riesgos de las cirugías. Lo anterior porque seis de sus ocho pacientes murieron, alegándose que por lo menos a un paciente se le había efectuado la cirugía sin que estuviera críticamente enfermo. Poco después de presentadas estas quejas, el KI suspendió todas las cirugías de trasplante de tráquea sintética y poco después despidió al médico.

En marzo de 2016 la fiscalía sueca inició investigación por el homicidio involuntario de tres de los pacientes por cirugías efectuadas en 2011 y 2012, y por las lesiones corporales sufridas por otro paciente, que en ese momento estaba internado en una clínica en los Estados Unidos. Sin embargo, en 2017 anunciaron que aunque “cuatro de las cinco operaciones se efectuaron de forma negligente ya que el cirujano operó usando tráqueas sintéticas, lo que está en conflicto con la ciencia e hizo pruebas en los pacientes”, no se pudo probar ningún delito. “No podemos probar que los efectos de [las] acciones [de Macchiarini], con suficiente grado de probabilidad, no hubieran ocurrido si se hubiera usado otro método”, declaró entonces la fiscal del caso, Jennie Nordin.

Parecía que todo quedaba para el doctor Macchiarini en la pérdida del empleo, de reconocimiento mundial y de su reputación, pero en 2018 se presentó nueva evidencia que fue investigada por la fiscalía que esta semana anunció que tras haber conducido varias entrevistas a testigos en Suecia, Bélgica, España, Reino Unido y Estados Unidos, tienen elementos suficientes para presentar cargos en contra de Paolo Macchiarini por agresión agravada, pero no por homicidio involuntario.

“Las operaciones, que han ocasionado a las tres partes ofendidas graves lesiones físicas y gran sufrimiento, fueron efectuadas sin ningún fundamento legal”, declaró en un comunicado el director de la fiscalía pública, Mikael Björk, al anunciar la presentación de cargos.

“Es claro para mí que las operaciones fueron efectuadas en conflicto con la ciencia y con la experiencia probada”, agregó el fiscal Björk, quien en este mismo comunicado manifestó que el médico niega toda responsabilidad respecto de los hechos imputados.

La información actual sobre la ubicación del doctor Macchiarini es incierta. Algunos medios reportan que en noviembre de 2019 fue sentenciado en un tribunal en Florencia, Italia, a un año y cuatro meses de prisión por abuso de autoridad y falsificación de documentos en delitos cometidos entre 2009 y 2012, antes de ir a trabajar al Instituto Karolinska en Suecia, mientras trabajó en un hospital en Florencia.

Pese a su despido del Instituto Karolinska, encargado de presentar el Premio Nobel de Medicina, Paolo Macchiarini presuntamente ha podido trabajar en otros países como en Turquía.

Más información thelocal.se /sin-nl-org

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net