Cocaína

 

Corte de Helsinki dictó sentencias de prisión a más de 20 personas procesadas por operación de tráfico de drogas con valor de 20 millones de euros

En lo que se considera largas penas de prisión, la Corte de Distrito de Helsinki, Finlandia, dictó sentencias de entre 10 y 12 años de prisión a cinco hombres acusados de ser cabecillas de una organización que importó drogas desde Países Bajos ocultas en cargamentos de flores.

Se trata de un proceso que empezó a mediados de marzo de 2021 y que duró hasta el verano, en el que se procesaron a más de 20 personas por unos 70 delitos relacionados con el tráfico de drogas.

La policía calcula que el valor en la calle de la droga que ingresó a Finlandia oculta en flores y plantas procedentes de Países Bajos, alcanza los 20 millones de euros. La organización criminal importó entre mediados de 2018 y mayo de 2019 grandes cantidades de diferentes drogas, entre ellas cocaína, anfetaminas, MDMA, éxtasis y parches de LSD.

Dos hombres de nacionalidad neerlandesa fueron sentenciados por contrabando de drogas a Finlandia que luego entregaron a otras personas, entre ellas tres sujetos que, según las investigaciones, junto con los neerlandeses, eran los cabecillas de la operación. Los otros procesados recibieron sentencias menos severas, aunque algunos fueron condenados por delitos agravados de drogas.

Según la Corte de Distrito, un delito de drogas se considera agravado debido a la gran cantidad de drogas, la naturaleza peligrosa de las drogas y porque la distribución de drogas ha producido importantes beneficios económicos.

Uno de los procesados fue sentenciado por el cultivo ilegal de cannabis en la ciudad de Lohja, donde construyó 14 tiendas equipadas con lámparas de calor, filtros de aire y aspiradoras en un almacén que rentaba.

Se calcula que un total de 240,000 euros recibidos por la venta ilegal de las drogas fueron lavados tan solo en la municipalidad de Vantaa. La operación ilegal de venta de drogas alcanzó varias ciudades, entre ellas Lohja, Helsinki, Espoo, Vantaa, Lappeenranta, Lahti, Hollola, Nastola y Järvenpää.

Dictada la sentencia, los acusados pueden presentar ante la Corte de Apelaciones una queja de insatisfacción. Se trata de una figura jurídica que no necesariamente significa que apelarán la decisión, pero de no presentarla en el plazo de siete días a partir de que se dicta la sentencia, el derecho a apelar caduca. Presentada la queja, se cuenta con un plazo de 30 días para decidir si presentan o no la apelación.

El tráfico de drogas es un problema grave que enfrenta Finlandia, con grandes organizaciones criminales operando. En septiembre de 2020 inició otro proceso semejante en la Corte de Distrito de Ostrobothnia, también en contra de unas 30 personas acusadas de tráfico de drogas, entre los que estaba una persona que se había desempeñado como concejal de la ciudad de Kristinestad.

Más información yle.fi

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net