Videocámara

 

Por afligir el orden público se sentenció a quien manipuló un video con sonidos de disparos y gritos

El Tribunal de Primera Instancia de Dubái, Emiratos Árabes Unidos, condenó a un nacional de Bangladesh que trabajaba como mesero a seis meses de prisión seguidas de la deportación por haber manipulado un video que filmó para hacerlo viral.

El hombre filmó el video en enero en un estacionamiento en Dubái y le agregó sonidos de disparos de armas de fuego y de gritos de personas. Cuando lo publicó en su cuenta de TikTok, el video se hizo viral.

La policía investigó el video y detuvo al mesero por presentar hechos falsos. Se le procesó por la publicación en línea de un video que aflige el orden público del país. El procesado aceptó su responsabilidad en la manipulación del video. Por supuesto que el video fue despublicado y la cuenta de TikTok de este hombre ha sido cancelada y además de la sentencia de prisión debe pagar una multa de 5,000 dírhams, equivalentes a 1,360 dólares estadounidenses.

Este delito se encuentra regulado en la Ley de Ciberdelitos de Emiratos de Árabes Unidos de 2012. Se trata de una ley que contiene estrictas disposiciones sobre lo que se puede publicar y lo que no en redes sociales y en Internet.

El artículo 17 de esta ley castiga a cualquiera que produzca, transmita, publique o explote, a través de un medio electrónico, cualquier material que “perjudique la moral pública”. Con fundamento en este artículo, todas las cuentas de redes sociales de un influencer fueron suspendidas en 2020 por haber publicado un video en el que quemó una moneda. La mutilación de moneda circulante es un delito.

En enero de 2019 dos asiáticos fueron detenidos y procesados por haber publicado un video que se consideró ofensivo porque dentro de un automóvil uno de ellos se arrojaba a los pies billetes de dirhams y los pisaba, mientras el que conducía lo incitaba.

La difamación en redes sociales también es un delito que se castiga con prisión. Así, en 2015 una mujer fue sentenciada por insultar a otra persona con palabras explícitas “claras e intencionales” y degradantes para la víctima. Su sentencia de un mes de prisión fue conmutada por una multa. Y por este mismo delito un trabajador estadunidense fue acusado por sus empleadores de haberlos ofendido a ellos y a los Emiratos Árabes Unidos en un video publicado mientas estaba de vacaciones en Florida.

Esta ley también protege la privacidad de las personas de tal forma que en 2014 una persona fue procesada por haber subido a su cuenta de Instagram un video en el que mostraba a un amigo y a su familia durmiendo, sin autorización de la familia.

La ley incluso castiga con multas de más de 40,000 dólares estadunidenses detenerse a tomar fotografía de accidentes. “Tomar fotografías de accidentes es un fenómeno social negativo que retrasa las labores de las patrullas de tránsito, ambulancias y vehículos de defensa civil”, dijo el brigadier califa Mohammed Al Khaili, director de tráfico de Abu Dabi, refiriéndose a la conducta que calificó de incivilizada.

Más información gulfnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net