Botella con veneno

 

Presentan cargo federales en Estados Unidos contra familia que vende sustancia de dióxido de cloro para curar COVID-19

Un Gran Jurado federal reunido en Miami, Florida, Estados Unidos, instruyó la presentación de cargos en contra de una familia por haber infringido una orden judicial previa al seguir vendiendo una peligrosa sustancia que dicen que cura el COVID-19, el Alzheimer, el autismo, el cáncer y más enfermedades.

Se trata de la familia Grenon: Mark, el padre de 62 años, y sus hijos Jonathan, Jordan y Joseph, de entre 26 y 36 años, a los que el año pasado en un proceso civil se les ordenó dejar de comercializar el producto que llaman Miracle Mineral Solution y que está compuesto de clorito de sodio y agua, que al ser ingerida se convierte en dióxido de cloro que, según la FDA, en altas dosis es muy peligrosa.

La familia Grenon opera su empresa desde la localidad de Bradenton, en Florida. No se trata propiamente de una empresa, sino de la Iglesia de Salud y Sanación Génesis II. Se trata de una figura usada en ciertos estados para proteger a los comerciantes de sustancias que no están autorizadas de persecución penal. Tal es el caso de la Iglesia del Cannabis, fundada en 2015 en Indianápolis al amparo de una ley de libertad religiosa establece que el gobierno no pude imponer obligaciones por encima de la libertad religiosa de las personas y que fue legislada para permitir que comercios no procuraran servicios a miembros de la comunidad LGBTQ.

La venta de la “Sustancia Mineral milagrosa” se hacía a través de un programa de radio, un libro y un boletín electrónico en el que citaban versos bíblicos pese a que la iglesia se presenta como “no religiosa”.

Las autoridades federales sostienen que además de comercializar el producto administran un resort de “sanación” en Santa Marta, Colombia, en donde administran la solución a los huéspedes que pagan 5,000 dólares estadounidenses por sus estancia de un mes.

Mark y Joseph están en Colombia, mientras que Jonathan y Jordan fueron detenidos el verano pasado por la acusación federal presentada en su contra. Han estado detenidos desde entonces ya que se les negó salir bajo fianza por riesgo de que huyeran.

La fiscalía federal los acusa de voluntariamente haber infringido las ordenes de un tribunal civil de cesar la comercialización del producto, además de haber amenazado al juez diciendo que si se detenía la distribución tomarían las armas y organizarían “un Waco”, en referencia al enfrentamiento de una secta de Waco, Texas, con las autoridades federales cuando se ordenó una redada. La amenaza parece ser real pues cuando la casa de Jonathan Grenon fue cateada, además de que se encontró una docena de tambos químicos con casi 10,000 libras de polvo de clorito de sodio que podrían producir miles de botellas de la solución, las autoridades incautaron armas cargadas, incluido un rifle oculto en un estuche de violín.

El año pasado la agencia de drogas y alimentos, FDA, les advirtió que cesaran la comercialización del producto “no aprobado y potencialmente peligroso”.

"A pesar de una advertencia previa, la Iglesia de Salud y Sanación Génesis II ha seguido poniendo activamente a los consumidores en riesgo al vender productos de dióxido de cloro potencialmente peligrosos y no aprobados", declaró el año pasado el entonces comisionado de la FDA Stephen M. Hahn.

De momento se desconoce si alguno de los consumidores de esta sustancia han enfermado o fallecido. Sin embargo las autoridades federales han asegurado que continúan persiguiendo a quienes comercializan esta sustancia.

“Puedo decirles que el Departamento de Justicia se está tomando la distribución de Miracle Mineral Solution y todos los productos de dióxido de cloro muy en serio”, dijo a los medios Michael B. Homer, fiscal federal adjunto para el Distrito Sur de Florida.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net