Denegación de visa

 

Corte de Helsinki condenó a prisión a quienes mintieron sobre muerte de familiar deportado para obtener residencia

Este jueves la Corte de Distrito de Helsinki, Finlandia, dictó sentencias condenatorias a dos personas que eran marido y mujer, que hicieron pasar por muerto al padre de ella y que bajo esta falsedad presentaron caso ante la Comisión Europea de Derechos Humanos que condenó, por primera vez, a Finlandia en materia de procesamiento de solicitudes de asilo.

El caso se refiere a un matrimonio de inmigrantes de Irak que llegó a Finlandia en 2015 acompañados de la padre de ella, identificado en el procedimiento ante la Corte Europea de Derechos Humanos como Alí.

En 2017 las autoridades migratorias finlandesas deportaron a Alí a Irak. Semanas después de la deportación, su hija declaró a las autoridades que su padre había muerto en Bagdad víctima de tres disparos en la cabeza, una noticia que conmocionó a la opinión pública finlandesa.

Aunque la hija presentó a las autoridades migratorias finlandesas el certificado de defunción de su padre, que le valió para obtener la residencia, la policía de ese país pidió a sus colegas iraquís que investigaran el supuesto homicidio. Así, la policía iraquí encontró a Alí vivo y notificó de este hecho a las autoridades finlandesas.

La fiscalía sostuvo que la hija y su exesposo falsificaron el certificado de defunción que fue presentado ante las autoridades migratorias y por tal motivo fueron procesados ante la Corte de Distrito de Helsinki por falsificación agravada y fraude agravado. Ella aceptó la culpabilidad, y este jueves fue sentenciada a un año y diez meses de prisión, tomando en consideración que también había cometido perjurio ante las autoridades migratorias al haber asegurado que su padre había sido asesinado, con la finalidad de obtener la residencia.

El exesposo, que ha negado los cargos, recibió una sentencia de un mes más de prisión debido a un testimonio según el cual él jugó una parte más activa en la falsificación y defraudación que ella.

Lo interesante de esta caso es que, no satisfecha con haber obtenido la residencia, ella decidió presentar el caso en contra de Finlandia ante la Corte Europea de Derechos Humanos que en noviembre de 2019 concluyó que Finlandia era culpable del incumplimiento de los Artículos 1, 2 y 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos que obligan a los países signatarios a respetar los derechos humanos, a proteger el derecho a la vida de toda persona y prohíbe la tortura y la imposición de penas o tratos inhumanos o degradantes. Fue la primer vez que Finlandia fue condenado por violar derechos humanos al procesar una solicitud de asilo.

Aunque la Corte Europea rechazó el reclamo de la hija de su sufrimiento personal por los actos de las autoridades finlandesas, condenó a ese país a pagar 24,500 euros a la mujer en compensación por el daño causado y los gastos legales en que incurrió.

De momento no se ha mencionado nada sobre la devolución de los 24,000 euros pagados ni de si serán deportados a Irak una vez que cumplan la sentencia, lo que muy probablemente ocurrirá pues es muy factible que los permisos de residencia sean revocados.

Más información yle.fi

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net