Embarazada

 

Presidente keniano rechaza reforma para conceder a trabajadoras permiso de maternidad por hijos nacidos por subrogación de vientre

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, vetó esta semana una iniciativa de reformas a la legislación laboral que proponía conceder permiso de maternidad a madres y padres de hijos nacidos por subrogación de vientre y de hijos adoptados.

La iniciativa de reformas proponía conceder a las madres trabajadoras de hijos nacidos por subrogación de vientre dos meses de permiso de maternidad con salario pagado y dos semanas para el padre, de estar casado. La disposición aprobada, sin embargo, seguiría haciendo diferencia con las madres de hijos biológicos a quienes la ley concede tres meses de permiso pagado, pero la proponente de la iniciativa, la representante Martha Wangari consideró que dos meses es tiempo suficiente para que las madres establezcan una relación con sus hijos nacidos del vientre de otra mujer.

“Donde nazca un niño como resultado de un acuerdo de maternidad subrogada, la trabajadora que sea la madre que comisiona tendrá derecho a dos meses consecutivos de permiso de maternidad con sueldo completo a partir de la fecha de nacimiento del niño en el caso de una trabajadora y dos semanas de permiso de paternidad con sueldo completo, en el caso de un trabajador casado", dispone la reforma aprobada en la Asamblea Nacional y vetada.

Las razones expuestas por el presidente Kenyatta para vetar la reforma parten del tema de que la subrogación de vientre en Kenia no está regulada. Así, un hijo nacido por este medio debe ser adoptado por la vía judicial por lo que legalmente se consideran hijos adoptados, aunque lleven la información genética de la madre que adopta.

“Entre las razones para sus reservas … el presidente hace notar que reformar la ley en la forma propuesta en la iniciativa llevaría a que los acuerdos de subrogación funcionen en un vacío por la ausencia de un marco legal regulatorio de la subrogación en Kenia”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional, Justin Muturi, al anunciar el veto presidencial y el memorándum que acompaña el veto

“El presidente también objeta la propuesta porque las previsiones relacionadas con los acuerdos de maternidad por subrogación son de naturaleza sustantiva y por tanto necesitan de la formulación de una política integral a la que se llegue después de una amplia participación pública y compromisos de las partes interesadas que informarán las posiciones legislativas", agregó Muturi.

Explicó que el presidente expone que mientras que la subrogación es una “nueva” ciencia reproductiva, es un tema que tiene relación con los niños, los derechos reproductivos y el concepto de familia y, por lo tanto, necesita primero que se establezca un marco regulatorio que proteja a todas las partes involucradas en el acuerdo de subrogación.

Estas objeciones indican que aunque la subrogación de vientre no está regulada en Kenia, tampoco está prohibida siendo un método reproductivo (que no es nuevo) que está siendo usado por las familias en Kenia. El veto es solo una forma de cerrar los ojos a esta situación y hacer de cuenta que no existe (en mi opinión).

La iniciativa de ley vetada ha regresada al Comité Laboral y de Bienestar Social de la Asamblea Nacional que tiene 21 días para considerar el memorándum presidencial y presentar un reporte. De volver a ponerse a consideración del pleno la reforma en materia laboral, tendría que obtener el voto favorable de las dos terceras partes de los asambleístas para regresar al escritorio del presidente, en cuyo caso, de ser el mismo procedimiento legislativo que en México, ya no tendría opción de veto y tendría que ratificarla.

Más información allafrica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net