Limburgh-an-der-lahn, Alemania

 

Este miércoles se publicó una decisión de la Corte Constitucional de Alemania en la que clarifican la extensión de la ley para que una mujer nacida en Estados Unidos fuera del matrimonio pueda obtener la nacionalidad como hija de un judío a quien el régimen nazi despojó de la nacionalidad.

La Constitución alemana dispone que se debe reconocer la nacionalidad a quienes por “razones políticas, raciales o religiosas” les fue despojada la nacionalidad por el régimen nazi entre 1933 y 1945. Se trata de una disposición que también aplica a los “descendientes”, sin explicar los alcances de la palabra “descendiente”.

El caso que la Corte Constitucional revisó y sobre el que falló en mayo, fue presentado por una mujer que vive en Alemania desde 2013, nacida en Estados Unidos en 1967, hija de madre estadunidense y de padre judío que escapó al régimen nazi en 1939 y cuya nacionalidad alemana le fue revocada. Al momento de nacer, sus padres no estaban casados.

Tribunales administrativos inferiores fallaron en contra de la mujer porque los padres no estaban casados al momento de su nacimiento, concluyendo que conforme con las leyes de la época, aunque su padre no hubiera perdido la nacionalidad, no le hubiera sido concedida por ser “ilegítima”.

La Corte Constitucional, máximo tribunal, opinó lo contrario y estableció que todos los hijos deben ser tratados de forma igual sin importar el estado civil de sus padres.

Para la Corte, interpretar de manera limitada la ley que busca resarcir los errores del régimen nazi es una aproximación equivocada y que al deshacer las injusticias de esa época no se puede excluir como “descendiente” a los nacidos fuera del matrimonio.

“Si una ley ordena al estado conceder la nacionalidad, este derecho debe ser realizado sin discriminar en contra de los hijos ilegítimos”, concluye el máximo tribunal.

Además, dijeron, este rechazo arbitrario al otorgamiento de la nacionalidad podría infringir la Carta Europea de los Derechos Humanos.

Además de conceder la nacionalidad a los descendientes de quienes fueron despojados de ella directamente por el régimen nazi por razones políticas, raciales o religiosas, en 2019 entraron en vigor dos decretos para facilitar la adquisición de la nacionalidad. El primer decreto es para los familiares de las personas que huyeron de la Alemania nazi antes de que el gobierno les revocara la nacionalidad. El segundo aplica a quienes no tenían la nacionalidad porque su padre era extranjero y el régimen nazi despojó de la nacionalidad alemana a su madre.

De estos esquemas, sin embargo, siguen quedando muchas personas que consideran que deberían tener posibilidad de recuperar la nacionalidad.

Más información dw.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net