Representación e-mail

 

En millonario pleito de divorcio, juez ordena a Google a entregar cuentas de correo del hijo del magnate ruso Farkhad Akhmedov

El pleito entre Tatyana Akhmedova y su exesposo Farkhad Akhmedov, magnate ruso del petróleo, para hacer cumplir el acuerdo de divorcio dictado en Londres, se ha movido a un tribunal en California que ordenó a Google entregar copia de los correos electrónicos del hijo de la expareja.

Se trata de un enfrentamiento que lleva años en los tribunales. Empezó en Londres, Reino Unido, donde al declararse el divorcio se ordenó un acuerdo de divorcio que reconoce que Tatyana tiene derecho a casi la mitad de la fortuna del exmarido, pues esta se amasó durante el matrimonio. Así, de los casi 900 millones de libras esterlinas en los que se valuó la fortuna del magnate ruso, a ella se le otorgó el derecho sobre 453 millones de libras esterlinas.

En 2017 Tatyana Akhmedova regresó a los tribunales a acusar a su exmarido de incumplir el acuerdo de divorcio y como parte de este proceso, el juez le concedió derecho sobre la mansión de 20 millones de libras esterlinas que el matrimonio compró en Surrey, Inglaterra, así como la propiedad de la colección de arte, valuada en 90 millones de libras esterlinas, del Aston Martin de 350,000 libras esterlinas, además del lujoso yate Luna.

El pleito por el yate ha acaparado titulares. En tribunales de la Islas Marshall y del Reino Unido Tatyana Akhmedova presentó acciones legales pidiendo ser reconocida como propietaria del Luna, el vigésimo tercer yate más lujoso del mundo, que está atracado en Dubái. Los tribunales de este emirato también han sido involucrados en el pelito para pedir, por un lado el embargo de la embarcación, mientras que Farkhad Akhmedov pidió compensación por los ingresos que estaba dejando de ganar por no poder usar la embarcación. En este caso se falló en contra del embargo, pero también en contra del reclamo de compensación.

Pero el yate no satisface por sí solo el acuerdo de divorcio por lo que el equipo legal de Tatyana Akhmedova sigue buscando en tribunales el cumplimiento del acuerdo. Como parte de este enfrentamiento, el hijo de la expareja, Temur Akhmedov, ha sido involucrado con la madre alegando que él ayudó a su padre a esconder dinero para no pagar el acuerdo. De esta forma, el juez en Londres los autorizó a buscar en el departamento de Temur indicaciones de destrucción de evidencia sobre el divorcio y esto a su vez los llevó a un tribunal en San José, California, en la jurisdicción del domicilio de Google, para tener acceso a las cuentas de correo electrónico del hijo.

La semana pasada la juez Virginia M. DeMarchi de la Corte Federal de Distrito de San José aceptó ejecutar la orden del juez de Londres y ordenó a Google a permitir acceso a las cuentas de correo de Temur. Se trata de una decisión que fue combatida vehemente por Google, cuya abogada, Julie E. Schwartz, dijo a la juez que la legislación de los Estados Unidos prohíbe el dar a conocer comunicaciones privadas sin el consentimiento del usuario. Además, dijo, que este caso tiene implicaciones más amplias incluyendo una sanción potencial a Google por entregar información en contra de su política de contenido.

La juez DeMarchi, sin embargo, explicó que la decisión no estuvo motivada por el comportamiento poco cooperativo de Temur en el litigio en Londres, sino resolver si las cuentas de correo son suyas y si estaba de acuerdo en que Google entregara la información que contienen.

"Google no apunta a ninguna evidencia que sugiera que el señor Akhmedov no es el propietario de las cuentas, y ha consentido clara y expresamente la producción de sus contenidos", escribió en su decisión la juez DeMarchi.

Sobre esta decisión judicial, un vocero de Temur declaró que “a pesar de la enorme y costosa persecución por los tribunales del mundo” el equipo legal de su madre sabe “que Temur no tiene nada que ocultar" y agregó que espera que “su madre y sus patrocinadores disfruten leyendo el contenido de su antigua cuenta de correo electrónico de la escuela secundaria".

Tatyana Akhmedova está siendo representada por el abogado Alessandro Tricoli de la firma legal Fichte & Co. Su representación legal es financiada, según reporta thenational.ae, por la empresa Burford Capital a cambio del 30 por ciento de lo que ella recupere de los 453 millones de libras esterlinas adjudicados en el acuerdo de divorcio. Al parecer, de momento, han logrado muy poco del cumplimiento del acuerdo.

Ya veremos qué sigue en esta disputa y si Google decide apelar la decisión por la trascendencia que tiene la entrega de información de sus usuarios.

Más información thehill.com / thenationalnews.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net