Calculadora y documento

 

Autoridades británicas presentaron cargos en contra del campeón de tenis por haber ocultado bienes e información en el proceso de quiebra

En el Tribunal Superior de Londres, este jueves se efectúo la audiencia del caso de las imputaciones que el Servicio de Insolvencia del Reino Unido está presentando en contra del conocido tenista alemán de 52 años Boris Becker en relación con su declaración de quiebra de 2017.

En junio de 2017, Boris Becker, quien a la edad de 17 años sorprendió al mundo ganando el título de Wimbledon y que ganó seis Grand Slams a lo largo de su carrera deportiva, fue declarado en quiebra por el tribunal británico especializado en quiebra y suspensión de pagos, Companies Court. Ahora está siendo acusado de 19 delitos por no haber revelado o haber ocultado información y bienes respecto de ese proceso de quiebra.

Durante la audiencia de esta semana en la que compareció el tenista impecablemente vestido, negó todas la acusaciones que se presentaron y escuchó que se trata de delitos por los que podría ser sentenciado a hasta 7 años de prisión.

El caso fue presentado ante la magistrada jefe Emma Arbuthnot, responsable de las más de 300 cortes de distrito del país, quien le concedió salir bajo fianza y fijó el 22 de octubre como fecha de la siguiente audiencia del caso.

El Servicio de Insolvencia presentó en contra del tenista siete cargos de ocultamiento de propiedades al síndico de la quiebra; un cargo de haber ocultado deudas; dos cargos de haber movido propiedades que estaba obligado a entregar al síndico; un cargo por no haber revelado la disposición de propiedades; cuatro cargos por no haber revelado los detalles de su patrimonio; un cargo por haber ocultado deudas; y, cuatro cargos de omisión sobre la situación relativa a cuentas bancarias en dos bancos y haber ocultado acciones en una empresa de Inteligencia Artificial.

Según los medios, durante su exitosa carrera deportiva, el alemán, nacido en 1967, amasó una fortuna de 25 millones de dólares, que, quizá, se ha ido reduciendo entre malas decisiones de inversión, divorcios y pensiones alimenticias.

Durante el proceso de quiebra Boris Becker había presentado una defensa de inmunidad diplomática presentando un pasaporte expedido por la República Centroafricana que le habían otorgado al haber sido nombrado por ese país como Agregado Deportivo/Humanitario/Cultural ante la Unión Europea. Las autoridades centroafricanas, sin embargo, negaron la existencia de este cargo diplomático e identificaron el pasaporte presentado como perteneciente a un lote de pasaportes robado en 2014.

Frente a esta situación, en diciembre de 2018 el tenista renunció a esta defensa con lo que procedió la venta de los bienes que le fueron decomisados en este proceso con valor de 200 mil libras esterlinas, entre los que se incluyó un certificado conmemorativo de su medalla en dobles masculino en las Olimpiadas de Barcelona de 1992 y un suéter, muñequeras y calcetines.

Como ya se mencionó, la siguiente audiencia preliminar del caso está prevista para el 22 de octubre ante una corte de Southwark en Londres, ciudad en la que el tenista reside actualmente.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net