Alberto II y Delphine Boël

 

Esta semana se dieron a conocer los resultados de las pruebas para determinar la paternidad de Alberto II de Bélgica, padre del actual rey de los belgas, respecto de Delphine Boël, una artista de 51 años, resultando que la peticionaria es hija de quien fuera rey, nacida de una relación extramarital.

Delphine Boël, quien es miembro de la nobleza, desde 2013 está tras el renuente rey para que la reconozca como su hija biológica, algo a lo que él se negó a hacer reiteradamente.

La madre de Delphine Boël, la baronesa Sybille de Selys Longchamps publicó una biografía contando los detalles de su romance de 18 años con Alberto, cuando él era príncipe de Lieja, y cómo Alberto y su esposa Paola estuvieron a punto del divorcio en dos ocasiones. Tras estas revelaciones, VictoriaMilan.be, el sitio de citas que promueve la infidelidad usó al exrey como publicidad, mostrándolo en una foto con su hijo Felipe y la frase: “Un buen consejo, hijo, siempre sé discreto”.

Alberto fue coronado en agosto de 1993 tras el fallecimiento de su hermano mayor, el rey Balduino, casado con la reina Fabiola, que murió sin descendencia. Alberto II abdicó al trono el 21 de julio de 2013 y su hijo mayor, Felipe, fue coronado. Un mes después de la abdicación, Delphine Boël presentó la demanda de reconocimiento de paternidad en contra de Alberto quien, sin título real se quedó sin inmunidad ante los tribunales.

En medio de este largo proceso, en octubre de 2018 el tribunal ordenó al antiguo rey a entregar una muestra de ADN y le otorgó un plazo de tres meses, con el riesgo que, de no hacerlo, se concluiría que él es el padre biológico de Delphine Boël.

El antiguo rey de los belgas no presentó la prueba solicitada porque tramitó una moción ante la Corte de Casación exponiendo que la solicitud de la prueba era prematura. Sin embargo, en mayo de este año el tribunal volvió a ordenar la entrega de la prueba a lo que Alberto II no pudo objetar más.

“Su majestad el rey Alberto II ha tomado nota de los resultados de la prueba de ADN que presentó a petición de la Corte de Apelaciones de Bruselas. La conclusión científica indica que él es el padre biológico de la señora Delphine Boël”, declaró en comunicado el abogado del rey, quien añadió que su representado ha optado por aceptar estos resultados y “poner fin a un doloroso proceso” con “dignidad y honor” y no recurrirlos nuevamente ante los tribunales.

Esta decisión significa que Delphine Boël puede tener acceso a un porcentaje de los bienes del monarca, pero no tiene cabida en la línea de sucesión.

“Normalmente, ella sería beneficiaria de su herencia, pero la victoria que ella buscaba era, sobre todo, una moral”, declaró a la agencia de noticia belga Mark van den Wijngaert, profesor de derecho de la Vrije Universiteit Brussel y experto en la familia real, añadiendo el hecho de que Alberto II puede desheredarla “si así él lo desea”.

La noticia, por supuesto, ha sido la comidilla y en Facebook incluso se convocó a una ficticio tardío  baby-shower por el nacimiento de Delphine Boël, un chiste que a la realeza no le debe estar causando mucha risa.

Más información brusselstimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen sudinfo.be