Conor McGregor fue demandado por el luchador Michael Chiesa

Luchadores de MMA

El altercado que el luchador de Artes Marciales Mixtas, MMA, Conor McGregor protagonizó en Nueva York en abril de este año, sigue teniendo repercusiones, ahora con la demanda presentada en su contra por el luchador Michael Chiesa.

El ataque ocurrió 5 de abril de este año, previo a la celebración del evento UFC 223 en el que se había anunciado que se despojaría a McGregor del título de campeón de peso ligero debido a su inactividad. McGregor y varios integrantes de su equipo atacaron al autobús que llevaba a varios luchadores después de una conferencia de prensa. El altercado incluyó arrojar objetos debido a lo cual rompieron una de las ventas del autobús. Producto de este altercado se tuvieron que hacer varios cambios al evento porque algunos luchadores resultaron lesionados como Michael Chiesa quien iba a enfrentar al excampeón Anthony Pettis.

Conor McGregor fue procesado ante un tribunal de Nueva York por 12 cargos, el más serio con una pena máxima de hasta siete años de prisión. Sin embargo, al haber llegado a un acuerdo con el fiscal y haberse declarado culpable de alterar el orden público, los demás cargos fueron retirados y solo fue sentenciado en julio a asistir a un curso de manejo de emociones y a prestar servicio comunitario por cinco días. Así, no solo evitó ir a prisión, sino que el luchador irlandés no puso en riesgo su visa de trabajo en los Estados Unidos.

Ahora, ante la Suprema Corte del Condado de Kings, en Brooklyn, Michael Chiesa, quien resultó con varios cortes por el ataque al autobús, presentó una demanda en contra de McGregor, del Barclay's Center, donde se organizó la UFC223, y de BSE Global, empresa administradora del Centro. A estas dos últimas empresas las acusa de “no haber protegido al demandante y a otros” como empleados “y no haber realizado adecuadamente sus deberes de seguridad”.

En la demanda, el luchador estadunidense de 30 años acusa a McGregor y a sus ayudantes de negligencia, de haberle ocasionado angustia emocional, de asalto y de agresión.

Así, expone en la documentación legal presentada que el ataque de McGregor le ocasionó “graves lesiones personales, económicas y de otro tipo” y “severo estrés emocional, trauma mental y/o daños corporales”.

Chiesa asegura que “ha experimentado dolor, ha sufrido y ha perdido la alegría por la vida”, además de “pérdidas económicas, pérdida de oportunidades y daños financieros” ya que “ha sido incapaz de atender a sus aficiones y actividades”. Añade en la demanda que “seguirá sufriendo en el futuro”.

Se desconoce el monto compensatorio que Michael Chiesa solicita, pero debe ser de más de US$25,000 porque en la documentación declara que “excede el limite jurisdiccional de tribunales inferiores que de otra forma serían competentes”.

Como se mencionó, estaba previsto que en abril Michael Chiesa se enfrentara al excampeón Anthony Pettis por el título, pero debido a las lesiones la pelea no fue posible. En julio la pelea se realizó, pero Chiesa perdió en el segundo asalto. Todo ello le ha llevado a considerar que el ataque de McGregor le ocasionó pérdidas profesionales.

Durante este proceso judicial veremos si el curso de manejo de emociones ordenado a Conor McGregor ha significado algún cambio en el manejo de la ira del luchador irlandés que el 6 de octubre se enfrentará a Khabib Nurmagomedov en su regreso a la UFC.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information