Sitio web de Ashley Madison

Sin la aceptación de responsabilidad de su parte, la empresa operadora del sitio web para ser infiel, Ashley Madison, llegó a un millonario acuerdo para poner fin a dos docenas de demandas en su contra por filtración de datos personales de los usuarios.

Avid Life Media Inc, ahora Ruby Corporation, compañía que administra la página ashleymadison.com, que se publicitaba con el slogan “la vida es corta, ten un affaire”, fue demandado en agosto de 2015 por 535 millones de dólares, después de que un grupo de hackers llamado Impact Team violara la seguridad del sitio y descargara la información privada de alrededor de 37 millones de usuarios.

Este hackeo reveló, además, que decenas de miles de los perfiles femeninos que aparecían en el sitio eran falsos y que de "esas cuentas falsas se enviaron mensajes a más de 20 millones de los 31 millones de usuarios varones de ashleymadison.com". Incluso los empleados de Avid Media Life admitieron que ellos crearon y mantenían esos perfiles.

Para poner fin a estas demandas, la empresa ha accedido a pagar 11.2 millones de dólares, de los cuales 3.7 millones serán para los abogados.

Bajo los términos del acuerdo, los miembros que presenten documentación de un reclamo válido y razonable serán reembolsados con US$19 si compraron el paquete de US$19 “Full Delete” o borrado total, que ofrecía que sus datos serían completamente borrados del sistema lo que no sucedió. Probablemente este fue el paquete que compró Josh Duggar, uno de los hijos que aparecía en el programa 19 Kids and Counting de TLC y que proclamaba los valores familiares

Asimismo, se establece el reembolso de US$500 por miembro que demuestre haber contratado los servicios para conversar con supuestas mujeres que resultaron ser perfiles falsos o bots.

Quienes sufrieron robo de identidad, serán reembolsados con hasta US$2,000 dólares por el dinero que perdieron por la filtración de información.

El acuerdo, que deberá ser aprobado por el juez federal John Ross del distrito este de Misuri, también prevé la repartición del dinero en caso de que las reclamaciones excedan los 11.2 millones acordados.

La empresa exige a los miembros que acepten el acuerdo confidencialidad y promete que ahora sí han establecido controles de seguridad para proteger los datos de sus usuarios.

Eso sí, la empresa se cuidó muy bien de no aceptar su responsabilidad en los hechos para evitar acciones legales posteriores: “Mientras Ruby [antes Avid Media Life] niega cualquier irregularidad, las partes han concertado el acuerdo propuesto para evitar la incertidumbre, los gastos y los inconvenientes asociados con el litigio continuo y creen que el acuerdo de solución propuesto es en el mejor interés de Ruby y de sus clientes. En 2015, los hackers accedieron a las redes de computadoras de Ruby y publicaron cierta información personal contenida en las cuentas de Ashley Madison. Las credenciales de la cuenta no se verificaron para la exactitud durante este marco de tiempo y las cuentas pueden haber sido creadas usando la información de otros individuos. Por lo tanto, Ruby desea aclarar que simplemente porque el nombre de una persona u otra información parece haber sido liberado en la violación de datos no significa que esa persona realmente era un miembro de Ashley Madison”, dice el comunicado.

A raíz de la filtración de información, muchos matrimonios y relaciones de pareja se destruyeron así como reputaciones, pero en realidad la culpa de estos desenlaces no fue de Ashley Madison, sino de los usuarios que decidieron ser infieles.

Se ha fijado el 21 de julio como fecha de audiencia para la valoración de este acuerdo.

Más información arstechnica.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net