Puerta de vagón de metro tapiada

El martes de la semana pasada, una puerta de un vagón del metro de la alemana ciudad de Hamburgo fue tapiada por unos vándalos para quienes los grafitis dejaron de ser suficiente demostración de desprecio al orden social.

La policía desconoce quién o quiénes realizaron esta acción, cómo lo hicieron o sus motivaciones ya que no dejaron mensaje alguno en la parte interior de la pared de ladrillos con que clausuraron una puerta de acceso al vagón del metro.

Así, los perpetradores hicieron una pared de ocho filas de bloques de cemento que pegaron con espuma expansiva, bloqueando completamente la puerta de entrada al vagón.

El conductor del tren no se percató de lo sucedido sino hasta tiempo después de erigida la pared cuando el hecho le fue comunicado. Así, se procedió a evacuar a los pasajeros y a llevar el vehículo a la terminal donde se dio vista a las autoridades para que iniciaran su investigación.

De esta forma se han revisado las grabaciones de las cámaras de seguridad en un intento por encontrar a los responsables y someterlos a la acción de la justicia pues se calcula que el daño asciende a unos 10,000 euros.

Al dar a conocer los hechos, la policía de Hamburgo alertó a quienes supongan que tapiar entradas de vagones del metro es algo divertido e hilarante y que por ello intenten repetir esta acción señalando que se trata de un delito que recibe sanciones de multa y hasta cinco años de prisión.

Más información thelocal.de

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen thelocal.de