Mientras caminaba hacia el interior de los tribunales de Singapur, Amos Yee, un adolescente de 16 años, fue abofeteado por un hombre de unos treinta años de edad que le gritó “¡ven y demándame!” antes de desaparecer. Visiblemente consternado por el hecho, el adolescente siguió su camino hacia una sala donde se sostuvo la audiencia previa del juicio que se le sigue por ofender a la cristiandad.

Amos Yee ha ofendido a varias personas en Singapur y desafiado a las autoridades judiciales. Se le acusa de haber realizado un video con imágenes obscenas ofensivas a los cristianos, además de haber hecho comentarios negativos sobre el fundador de Singapur, Lee Kuan Yew, cuatro días después de su fallecimiento.

La fiscalía decidió procesarlo el pasado 31 de marzo por el video y la propagación de una imagen obscena y dejar de lado, por el momento, los comentarios ofensivos hacia el ex primer ministro, fundador del moderno estado de Singapur.

El adolescente fue detenido e ingresado en una celda hasta que el abogado Vincent Law pagó la fianza de 20,000 dólares singapurenses, poco más de 15,000 dólares estadounidenses. Una vez en libertad, este joven de 16 años siguió desafiando a las autoridades al infringir los términos de su fianza y publicar en su blog personal y en su perfil de Facebook un artículo titulado “Los ridículos términos de mi fianza”, en donde expone que le prohibieron hacer públicos estos términos. Acto seguido publicó un segundo artículo titulado “Mi abusivo padre”, en donde expuso haber sido abusado por su padre.

No fue esta la primera vez que violó las condiciones de su fianza pues previamente ya las había infringido solicitando en línea donaciones para defender legalmente su caso.

Fue el pasado 30 de abril, previo a la celebración de una audiencia del caso, cuando fue atacado según consta en las imágenes de video de las cámaras de seguridad del recinto judicial y como pudo atestiguarlo la prensa que estaba presente para informar sobre este proceso.

Sobre el pormenor la policía anunció que se había presentado la denuncia y que estaban investigando los hechos para encontrar al sujeto que abofeteó a Amos Yee.

El ministro de Derecho y de Relaciones Exteriores de Singapur, K Shanmugam, reprobó el ataque mediante comunicado publicado en su perfil de Facebook: “Las personas podrán estar muy molestas sobre Amos (o sobre cualquier otro imputado). Pero debemos dejar que resuelvan las cortes. Tomar la ley en sus propias manos no puede ser disculpado”.

“El Estado de Derecho significa respetar el proceso legal. Si cada uno toma la ley en sus manos, dejará de existir una sociedad civilizada”, escribió el ministro quien concluyó su comunicado expresando que desea que atrapen pronto al atacante “y se trate (el caso) adecuadamente”.

Más información staritstimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net