Avión en vuelo

 

Corte finlandesa sentenció a prisión suspendida a pasajero que en arranque de ira causó daños al baño de un avión

La Corte de Distrito de Helsinki, Finlandia, falló en contra de un hombre acusado de haber ocasionado un grave destrozo en el baño de un avión de Finnair durante un vuelo de Finlandia a Vietnam en 2017, en un aparente arranque de ira.

El caso fue presentado en contra de un hombre no identificado de 42 años en relación con el incidente desatado, según la sobrecargo que testificó, cuando ella no aceptó como forma de pago para algunos artículos que el hombre estaba comprando en el avión, la tarjeta de regalo de Finnair que le presentó.

Cuando esta forma de pago fue rechazada, el hombre se enojó y fue a uno de los baños del avión que viajaba a Vietnam. El personal a bordo testificó que cuando el sujeto estaba dentro del cubículo, se escucharon ruidos de golpes.

Una vez que regresó a su asiento, la sobrecargo fue a revisar el baño. “Nunca en mi carrera había visto tantas partes de un baño rotas y olía a vómito y orina”, testificó la sobrecargo.

Después de este episodio el pasajero se quedó profundamente dormido y no lo despertaron sino hasta que aterrizaron en Vietnam en donde las autoridades ya habían sido advertidas de lo sucedido.

Ante el tribunal se explicó que el pasajero intentó sacar el gabinete de debajo del lavamanos del cubículo del baño, rompiendo una puerta y causando daños a la pared detrás del cubículo, además de haber roto un toallero de la pared con espejo.

“Se necesitó una fuerza extrema para quitar el toallero y la puerta del gabinete”, declaró en la corte de Helsinki el director de seguridad de Finnair, quien se presentó como testigo.

Durante la investigación preliminar, el acusado admitió a la policía haber ocasionado los daños, pero durante el proceso judicial lo negó y dijo que los destrozos ocurrieron debido a que perdió el balance durante una fuerte turbulencia en la que agarró el toallero.

¿Puede la pérdida de balance durante un turbulencia causar los daños que se vieron en ese baño?, le preguntaron al director de seguridad de la línea aérea a lo que respondió con un contundente “no”.

Además, otros cuatro testigos dijeron que no había habido turbulencia excepcionalmente fuerte durante ese vuelo.

Aunque el acusado presentó como posible excluyente de responsabilidad haber ingerido bebidas alcohólicas antes y durante el vuelo, además de haber tomado sedantes, el tribunal concluyó que estas circunstancias no eliminaban su responsabilidad y por tal motivo lo sentenció a un año de prisión suspendida y a pagar a Finnair 43,000 euros por los daños, así como los gastos legales en los que la aerolínea incurrió al presentar este caso.

Al emitir su decisión, la corte explicó que los actos del hombre pusieron en riesgo a los demás pasajeros. “El incidente puedo haberse convertido en uno muy peligroso si el daño hubiera afectado la presión de la cabina de la aeronave”, concluyó la Corte de Distrito de Helsinki.

La decisión es de primera instancia por lo que el acusado puede presentar recurso de apelación.

Más información yle.fi

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net