Violencia hacia la mujer

 

Se verificó la audiencia disciplinaria de un juez de Nueva Jersey, Estados Unidos, que en su misión de “educar e iluminar” a un hombre acusado de violencia doméstica le dijo que debe tratar a las mujeres “como si estuvieras sujetando una pluma, solo haciéndoles saber que tu eres el hombre y que tú estás en control”.

La queja se presentó el pasado 22 de octubre ante el Comité Asesor de Conducta Judicial de la Corte Suprema de Nueva Jersey respecto de los comentarios que el juez Steven Brister, de una corte municipal, hizo el pasado 21 de febrero a un acusado de violencia doméstica que enfrentaba múltiples cargos.

Conforme con la documentación presentada, el juez Brister dijo lo siguiente al acusado en su propósito de “educarlo”: “Te voy a decir lo que le digo a mucha gente con este mismo cargo. Porque todos estos cargos son lo mismo.

“Nosotros, como hombres, y puedo hablarte como un hombre porque yo soy un hombre también. Nosotros nos frustramos con los seres humanos femeninos. Porque tratamos de enderezar la creación porque ellas fueron creadas con una curva. Pero nosotros como hombres, pensamos que estamos sobre la creación y que podemos enderezarlas. No importa cuánto lo intentes o cómo trates de enderezar la curva, nunca vas a poder hacerlo.

“Nosotros nos frustramos y entonces, en nuestra frustración no puedes ir hacia ellas como si fueras Mike Tyson y ellas estuvieran en el ring como si fueran Leon Spinks.

“No puedes hacerlo. No las puedes golpear, no les puedes pegar. Lo mejor, las tratas como si sostuvieras una pluma, solo hazle saber que tu eres el hombre y que tú estás en control. Pero en cada una de estas cinco quejas se dice que tu fuiste hacia ellas como Mike Tyson”.

Durante la audiencia del proceso disciplinario, el juez Brister aceptó haber pronunciado estas palabras. Cuando le preguntaron qué era lo de la curva, él respondió: “Cuando era joven era un monaguillo y se dice que Adán [sic] fue creado de la costilla curva de un hombre. Así que si crees en la creación de un poder más elevado, entonces la curva es la creación de la mujer con la costilla curva de Adán”.

Durante esa audiencia el juez aceptó haber confiado inapropiadamente en conceptos religiosos (además, tergiversados) y en haber inferido equivocadamente que hay una desigualdad u otra distinción entre hombres y mujeres, aceptando que su conducta y su comentario fueron inapropiados.

Desde entonces, el juez ha dicho que ha estudiado leyes disciplinarias, que tomó clases de educación jurídica continua sobre prejuicios, recibió capacitación y asesoramiento de su juez presidente y recibió asesoramiento privado de Paulette Brown, un ex juez de la corte municipal que es una experta reconocida en materia de diversidad.

Sin embargo, cuando le preguntaron al abogado del juez Brister, Alan Bowman, si el juez había tomado asesoría de la abogada Paulette Brown, él respondió “sin comentarios”.

Muy probablemente este juez no tuvo mala intención cuando hizo sus desafortunados comentarios y, también probablemente, solo pudo recapacitar sobre ellos cuando fue reprendido. Y ahí es donde radica uno de los grandes problemas en la falta de equidad de género e incluso en la violencia hacia las mujeres, en el machismo que está tan arraigado en la mente, que muchos hombres difícilmente perciben sus actos como tendenciosos o machistas.

Más información abajournal.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net