El Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil de Veracruz estableció en una tesis que el derecho a recibir pensión existe aun si la mujer fue, para fines prácticos, fue la amante de un hombre, ya que lo contrario sería discriminatorio.

En la resolución se señala que “con independencia del estado civil entre el acreedor y deudor alimentario, basta con que hayan vivido como pareja, y que aquélla no pueda proveerse a sí misma los ingresos necesarios para subsistir, para que se genere el derecho a los alimentos”

“Aceptar que solamente la mujer casada o la concubina tienen derecho a alimentos, tendría un efecto discriminatorio hacia otra mujer, que al igual que aquellas, también ha convivido con el deudor alimentista como pareja”, señalan los magistrados.

Así, se declara la inconstitucionalidad del artículo 233 del Código Civil del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, al ser violatorio del artículo 1° constitucional que prohíbe cualquier tipo de discriminación.

El citado artículo establece la obligación de dar alimentos sólo en los casos de divorcio y concubinato.

En el caso, un juzgado ordenó en 2008 a un hombre cubrir una pensión alimenticia del 35 por ciento de su ingreso en favor de la mujer y el hijo que procreó con ella, a pesar de que estaba casado.

Mas información: 

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net