Logotipo Suprema Corte

La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, SCJN, ha decidido atraer la revisión de un amparo en el que se argumenta que las instituciones públicas de salud violan el derecho a la salud al no proporcionar los llamados medicamentos "huérfanos" que atacan enfermedades poco comunes y tienen precios exorbitantes.

Estos medicamentos fueron reconocidos en la Ley General de Salud a partir del 30 de enero de 2012, fecha en la que se adicionaron a dicho ordenamiento los artículos 224 Bis y 224 Bis 1.

Las disposiciones definen a los medicamentos huérfanos como aquellos destinados a la prevención, diagnóstico o tratamiento de enfermedades raras, las cuales tienen una prevalencia de no más de 5 personas por cada 10, 000 habitantes.

Asimismo, se estableció como obligación de la Secretaría de Salud el implementar las medidas y acciones necesarias a efecto de impulsar y fomentar la disponibilidad de los medicamentos huérfanos, haciéndolos asequibles para la población.

El caso es promovido por un paciente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que padece hemoglobinuria paroxística nocturna, de la que el año pasado sólo había 77 casos registrados en todo el país.

Ésta es una rara enfermedad en la cual los glóbulos rojos se descomponen antes de lo normal, liberando la hemoglobina en la sangre, proteína en los glóbulos rojos que transporta oxígeno. La enfermedad puede afectar a personas de cualquier edad y puede llevar a que se presente anemia aplásica, síndrome mielodisplásico o leucemia mielógena aguda.

El paciente busca obligar al Instituto a que le suministre Soliris, un medicamento que cuesta 7 millones de pesos para el tratamiento de un año, pero podría existir la necesidad de continuar la terapia de por vida o hasta que la remisión espontánea se produzca. El medicamento recibió autorización de permiso sanitario de la Comisión de Autorización Sanitaria en nuestro país en 2010.

Durante 2013 se registraron 17 amparos contra el IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud, todos promovidos por personas que padecen esta enfermedad, y en tres casos, los jueces federales ordenaron expresamente el suministro del Soliris mientras se tramitan los litigios.

"El caso permitirá aclarar el alcance de la obligación que tienen los institutos de seguridad social de proveer a sus derechohabientes los medicamentos necesarios para tratar la enfermedad que padecen, frente al derecho humano de protección a la salud, a fin de establecer si dicha obligación comprende el suministro de medicamentos que no están incluidos dentro del Cuadro Básico del Sector Salud", explicó la Segunda Sala.

"Además, si es factible vincular a las autoridades responsables a proporcionar al quejoso el medicamento específico que, a su decir, es el que requiere, atendiendo desde luego a las particularidades del caso concreto, pues debe tenerse en cuenta que al parecer se trata de un enfermedad poco común, y que el IMSS aduce que el medicamento tiene efectos adversos y no reúne los requisitos de ley para ser incluido en el Cuadro Básico", agregaron los ministros.

Además, la Suprema Corte deberá aclarar si el IMSS puede ser considerado como autoridad para fines de un juicio de amparo, en los casos en que actúa como ente asegurador que proporciona servicios de salud.

Cabe destacar que cuando las reformas sobre medicamentos huérfanos fueron anunciadas el titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, COFEPRIS, explicó en un comunicado que esta adición a la regulación sanitaria beneficia a los pacientes, ya que tendrían acceso de manera expedita a los medicamentos huérfanos y facilitaría a las empresas su importación y comercialización en el país.

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It