En un estado de derecho, el primer obligado a conducirse en la legalidad, respetando y haciendo respetar las disposiciones legales, es la autoridad. Cuando sucede lo contrario lo que aparece es la anarquía, en la que cada sector hace lo que quiere ante el vacío de poder que deja el estado. Pareciera que eso es lo que sucede en Veracruz.

Al inicio de las vacaciones primavera, el 13 de abril para ser exactos, de forma unilateral los concesionarios del transporte público en el Estado de Veracruz decidieron aumentar las tarifas, sin autorización previa de las autoridades locales.

El gobernador del Estado y el secretario de Seguridad pública negaron que la nueva tarifa aplicada por los transportistas hubiese sido aprobada e insistieron en esa fecha que no existía aumento.

A pesar de estas declaraciones los transportistas continuaron aplicando una tarifa ilegal, sin que nadie los pudiese detener.

El 17 de abril se anunció que “luego de una reunión sostenida por el gobernador con permisionarios, estudiantes y representantes de jubilados y pensionados se acordó incremento al transporte público en Veracruz”.

Así, se dio a conocer  que el nuevo precio del pasaje urbano es de $ 9.00  pesos y la tarifa especial para estudiante y personas de la tercera edad quedó en $5 .50 pesos, convirtiendo la tarifa impuesta días antes por los transportistas en “oficial”.

Pero aunque con ese anunció se pretendió subsanar la ilegalidad de dicha tarifa, esta prevalece, porque la misma al menos hasta el día de ayer, no ha sido publicada en la Gaceta Oficial del estado.

El artículo 2 del Código Civil para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave establece que las leyes, decretos, reglamentos, circulares o cualesquiera otras disposiciones de observancia general, obligan y surten sus efectos, tres días después de la fecha de su publicación en la "Gaceta Oficial" del Estado.

Como la Ley de Tránsito y Transporte para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave no establece un precepto específico sobre la publicación de las tarifas del transporte público de pasajeros y su modificación, debe hacerse conforme a la regla general que establece el citado artículo 2, es decir, publicándose en la Gaceta Oficial, porque dicho diario es el órgano de publicidad de los actos del estado.

Además, teniendo en cuenta que se explota un servicio público cuya regulación implica la emisión de disposiciones concernientes a horarios, tarifas, modalidades de prestación del servicio, etc., es lógico que la publicación realice en el órgano especial de difusión.

Esta omisión del gobierno del estado está generando una vez más abusos por parte de los transportistas al no existir certidumbre en las nuevas tarifas.

El gobierno del estado señala que el aumento se realizó conforme a lo previsto en el segundo párrafo del artículo 142 de la ley, que prevé un incremento de la cuota “multiplicando el índice inflacionario reconocido oficialmente por el Banco de México al final de cada ejercicio fiscal por la tarifa vigente”.

El último aumento se realizó en la Gaceta Oficial del Estado de Veracruz el día 22 de julio de 2011, número extraordinario 224, y se ratificó el 6 de enero de 2012, número extraordinario 8, por lo que la inflación acumulada en ese periodo es de 12.51% y en ese porcentaje debe ser el aumento.

Sin embargo, existen rutas que pretenden incrementos del 20% de la tarifa vigente antes del 13 de abril. Además, intentan dejar de aplicar la tarifa especial para estudiantes y personas de la tercera edad en fin de semana y otros aplican una tarifa especial distinta a la que supuestamente fue autorizada. Así, al no ser publicadas las disposiciones que rigen este aumento continúa la anarquía en las tarifas del transporte público en Veracruz.

Tema aparte son las tarifas para taxis que llevan años sin actualizarse y que al ver que aumento la tarifa en los autobuses ahora ellos también pretenden imponer sus propias tarifas.

Es lamentable que el gobierno de una entidad federativa sea el que genere y fomente la ilegalidad y un ambiente de incertidumbre jurídica.

Por supuesto, el aumento de tarifas fue acompañada del compromiso nunca cumplido de los transportistas en todo el país de "mejorar sus unidades y brindar un mejor servicio".

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción total o parcial con crédito a miabogadoenlinea.net