Tren

 

Se presentó una iniciativa para fomentar la competencia y fortalecer el sistema ferroviario que propone reducir el plazo de las concesiones

La iniciativa propone diversas modificaciones a la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario para “subsanar las lagunas actuales en la ley para garantizar la eficacia, eficiencia y desarrollo del servicio ferroviario”.

El documento señala que la problemática en el sector es que a 25 años de haberse abierto el sector ferroviario a la inversión privada es que no existe competencia plena en el mercado, con dos empresas concesionarias que brindan el servicio de carga: Consorcio Ferromex-Ferrosur que con cinco concesiones transporta el 60.9% de la carga trasladada por ferrocarril, y Kansas Southern de México que transporta 33.9%. Estas dos empresas de manera conjunta concentran el 94.8% del flete total, dejando solo un 5% al resto de las empresas que prestan el servicio.

Situación que se agrava por la duración de las concesiones. De acuerdo a los artículos 7 y 11 de la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario, las concesiones para construir, operar y explotar vías férreas y para la prestación del servicio público de transporte ferroviario se otorgan hasta por 50 años, el cual puede ser prorrogado en una o varias ocasiones, hasta por un plazo que en total no exceda de 50 años más.

También se destaca que la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (Agencia) no cuenta con las atribuciones ni los instrumentos regulatorios necesarios para asegurar que efectivamente el servicio ferroviario se preste en los términos establecidos en la Ley reglamentaria, es decir, un transporte moderno, eficiente y de bajo costo que incremente la competitividad de la economía.

En este orden de ideas, en la iniciativa se proponen una serie de adiciones y reformas para fortalecer la actividad de la Agencia.

En el documento se hace referencia a las experiencias a nivel internacional en cuanto a los plazos de las concesiones, proponiendo que las concesiones sólo tengan una vigencia de 25 años, renovables hasta en una o varias ocasiones, hasta por un plazo que en total no exceda de 25 años más, de conformidad con las experiencias internacionales, y promoviendo que las empresas vayan dando mejores resultados en un plazo más corto de tiempo e incentivándolas a proveer de servicios de calidad, en términos de la legislación en la materia.

En los transitorios del proyecto de decreto se establece que las concesiones otorgadas con anterioridad, se sujetarán a las disposiciones vigentes en el momento de su otorgamiento y las concesiones nuevas a las modificaciones que sean aprobadas.

Sin embargo, la prórroga del plazo de las concesiones no podrá ser por un plazo mayor a 25 años.

De aprobarse las modificaciones, es posible que los concesionarios aleguen que se les está aplicando la ley de forma retroactiva en su perjuicio y corresponderá al final a la Suprema Corte determinar si las concesionarias tienen un derecho adquirido o una expectativa de derecho.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha establecido que la ley es retroactiva y afecta un derecho adquirido cuando “vuelve al pasado, para cambiar, modificar o suprimir los derechos individuales adquiridos". "Al celebrarse un contrato, se crea una situación jurídica concreta, que no puede destruirse por la nueva ley, si no es incurriendo en el vicio de retroactividad”.

En cuanto a la expectativa de derecho dice que “es una esperanza o una pretensión de que se realice una situación jurídica concreta, de acuerdo con la legislación vigente en un momento dado”.

Más información senado.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net