Logos de Uber y Cabify

 

Presentan iniciativa en el Senado para que se incluya en la Ley federal del Trabajo a los trabajadores de plataformas digitales

Ante el creciente número de personas que se dedican a prestar sus servicios en alguna de las plataformas digitales, como Uber o DiDi, el senador Juan Manuel Focil Pérez presentó en el Senado de la República una iniciativa que busca garantizar sus derechos laborales al incluirlos como trabajo especial en la Ley Federal del Trabajo.

La iniciativa consiste en adicionar un capítulo VIII, De las Plataformas Digitales al título sexto relativo a los Trabajos Especiales de la Ley Federal del Trabajo.

En la exposición de motivos se señala que la iniciativa va dirigida a las plataformas digitales a través de las cuales se prestan servicios y se venden bienes, conocidas como “economía colaborativa” (sharing economy), economía de plataforma o consumismo colaborativo.

En está intervienen principalmente tres sujetos: el consumidor, el proveedor y el intermediario, por lo tanto, se trata de un modelo económico donde existe una organización lucrativa (intermediario) cuyo servicio principal se presta a través del uso de plataformas digitales mediante la interacción entre particulares (el proveedor y el consumidor) que no necesariamente se encuentran organizados formalmente.

Y aunque otorga beneficios a quienes participan, en la exposición de motivos se reconoce que la innovación no siempre va de la mano con los parámetros de legalidad, que se juega con los límites de la ley, e incluso puede encontrarse fuera de la misma.

Esto se ve reflejado en el aspecto laboral. En el documento se indica que el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C., sostiene que dada la falta de contratos entre las plataformas digitales y los proveedores, los empleos que son generados dentro de esta economía colaborativa entran en el rubro de la informalidad, esto significa que carecen de acceso a la seguridad social y todos sus beneficios.

En todo el mundo se ha llevado un debate para comprobar que en las relaciones entre una plataforma digital entendiéndola como una persona moral o empresa y aquellos quienes se encargan de la prestación de un servicio, como en el caso de Uber, existe una relación laboral. Como ha sucedido en Francia o Uruguay por lo tanto, son sujetos de obligaciones, entre las cuales podemos mencionar el fondo de la presente iniciativa, la seguridad social.

La exposición de motivos concluye señalando que las plataformas digitales abusan de la figura del derecho privado, disfrazando bajo los términos y condiciones mercantiles relaciones que jurídicamente son susceptibles de calificarse como laborales, no respondiendo por las obligaciones que naturalmente derivan de ellas.

En caso de aprobarse esta adición, en la Ley Federal del Trabajo se presumiría que las relaciones de las plataformas digitales de prestación de servicios de transporte de personas o bienes son laborales, salvo en los casos donde no se compruebe la existencia de una relación de subordinación, lo cual deberá ser determinado por la autoridad

Asimismo, establece que se consideran trabajadores todas aquellas personas que prestan el servicio bajo la dirección y control de una empresa, constituyendo elementos para probar la existencia de una relación de subordinación, “la dirección y control para la realización de la actividad de prestación del servicio de transporte de personas o bienes, sin importar el grado de su manifestación, así como la inserción del trabajador en la organización de la empresa”.

La iniciativa fue turnada a las Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social y de Estudios Legislativos Segunda, para su dictamen.

Más información senado.gob.mx

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net