Con el año nuevo llegó también a Veracruz un fenómeno, que no ha sido explicado aun por las autoridades, que está dejando una numerosa cantidad de peces y gaviotas muertas en la llamada Playa Norte que se encuentra cercana a las instalaciones portuarias de la ciudad de Veracruz.

La primera declaración sobre el fenómeno la prestó el director del Patronato del Acuario de Veracruz quien mencionó que se trataba de una Marea Roja que es ocasionada por una excesiva proliferación de microalgas en los estuarios o el mar, llamada dinoflagelados, causada por diferentes tipos de algas presentes en número elevado (miles o millones de células por milímetro cúbico).

Sin embargo, autoridades de Protección Civil del Estado desmintieron que se la muerte de los peces se debiera al fenómeno de Marea Roja y en este sentido, personal de la Secretaría de Marina declaró que de las muestras de agua obtenidas en la zona no se alcanzan los niveles establecidos por la Norma Oficial Mexicana en la materia para concluir que se trata de Marea Roja.

Pero no se ha dado ninguna otra explicación oficial sobre lo que sucede en dicha zona del Puerto para explicar el desastre ecológico que se está presentando.

Frente a este silencio hay quienes han declarado que la causante es una empresa de plásticos que al lavar sus recipientes de productos químicos vierte desechos al mar, pero personal de la Administración Portuaria Integral de Veracruz desmintió esta situación y mencionó que dicha empresa ya no se encuentra ubicada en la zona.

Sin embargo la autoridad competente en la materia, que es la que debe investigar los hechos y rendir declaración al respecto, es la Secretaría de Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) debido a que se trata de un problema que se presenta en aguas nacionales.

Fundamentalmente es la CONAGUA quien tiene la facultad de administrar y custodiar las aguas nacionales y preservar y controlar la calidad de las mismas, en el ámbito nacional, según la fracción XVII del artículo 9 de la Ley de Aguas Nacionales, así como participar en el sistema nacional de protección civil y apoyar en la aplicación de los planes y programas de carácter federal para prevenir y atender situaciones de emergencia, causadas por fenómenos hidrometeorológicos extremos.

Ahora bien, el párrafo quinto del artículo 27 constitucional establece que son aguas nacionales y por tanto propiedad de la Nación, las aguas de los mares territoriales en la extensión y términos que fije el Derecho Internacional; las aguas marinas interiores; las de las lagunas y esteros que se comuniquen permanente o intermitentemente con el mar; las de los ríos y sus afluentes directos e indirectos, desde el punto del cauce en que se inicien las primeras aguas permanentes, intermitentes o torrenciales, hasta su desembocadura en el mar, razón por la cual es de competencia federal la investigación de la mortandad de estos peces en la Playa Norte, así como el fincamiento de las responsabilidades que se deriven de las investigaciones, labor para la cual queda facultada la Procuraduría Federal del Medio Ambiente, PROFEPA.

Fuente Notiver

miabogadoenlinea.net