Tradicional taxi londinense
Tradicional taxi londinense

Ante el Tribunal Superior de Londres, Inglaterra, Uber ha presentado una petición para que se haga una revisión judicial de las nuevas reglas que el organismo del transporte de la capital británica pretende poner en operación a partir del próximo 1 de octubre, según las cuales todos los originarios de países donde no se habla inglés que soliciten o renueven una licencia de manejo de vehículo particular, presenten y aprueben un examen escrito de inglés.

Para Uber, las reglas impuestas son “el último recurso” de Transport for London, TfL, para detenerlos y por eso están presentando su recurso judicial, alegando que exigir la presentación del examen escrito de inglés pondrá a muchos conductores fuera del negocio, además de que se trata de una medida no equitativa puesto que es un requisito que no se requerirá para conductores de países de habla inglesa como Jamaica o Nueva Zelanda.

Uber también planea objetar otras reglas como la que exige que todas las empresas de taxis que operen tengan un call center y que contraten un seguro comercial para vehículos, que contempla una cobertura más amplia, pese a que los vehículos no se estén operando de forma privada.

“Estamos particularmente decepcionados de que, después de un largo proceso de consultas con Transport for London, los objetivos se movieron al último minuto y las nuevas reglas que ahora se introducen serán perjudiciales tanto para los conductores como para las empresas tecnológicas como Uber”, dijo Tom Elvidge, director general de Uber en Londres.

Inicialmente TfL proponía que el examen de inglés fuera exclusivamente oral para demostrar un adecuado manejo y entendimiento del idioma. Sin embargo, ahora exige que se tome el examen escrito de dos horas de duración y que tiene un costo de 200 libras esterlinas.

“Estas medidas se han introducido para mejorar la seguridad pública cuando se haga uso de servicios de renta y estamos determinados a crear un vibrante mercado de taxis y de renta privada con espacio para que todos los proveedores prosperen”, declaró a los medios un vocero de TfL.

Sin embargo, el nivel de inglés requerido en esta prueba ha sido muy cuestionado pues incluye secciones en las que los solicitantes deberán escribir ensayos, requiriendo, según Tom Elvidge, un nivel de inglés superior al que se necesita para obtener la ciudadanía británica o el que el gobierno exige a ciertos servidores que atienden al público, como un asistente de maestro o un operador de teléfono de atención al público.

Conforme a las muestras del examen que han estado circulando, se pide a quien lo presenta que escriba un ensayo de entre 100 y 130 palabras describiendo a su profesor algún festival de un país que conozca, o que explique en una carta a un amigo de otra población que quiere estudiar en la universidad a la que el solicitante asiste, las reglas universitarias.

De no encontrarse objeciones por parte del tribunal, estas reglas empezarán a operar el próximo 1 de octubre y el examen deberá ser presentado tanto por quien solicita por primera vez la licencia como por quien la renueva.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net

Pin It