El gobierno de Colombia no había terminado de anunciar el hallazgo del galeón San José hundido hace más de 300 años frente a las costas de Cartagena, Colombia, cuando el gobierno español “solicitó información” sobre el mismo, para después alegar tener derechos sobre el tesoro.

El anunció del hallazgo fue realizado el 5 de diciembre por el presidente colombiano Juan Manuel Santos: “Me siento muy complacido, como Jefe de Estado, de informar a los colombianos que sin lugar a dudas, sin lugar a ningún tipo de duda, hemos encontrado, 307 años después de su hundimiento, el Galeón San José”.

El mandatario refirió que “Al amanecer del pasado viernes 27 de noviembre (…), el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, con la colaboración permanente, el concurso de nuestra querida Armada Nacional y de unos científicos internacionales de la mejor talla, del mejor nivel, halló en inmediaciones de la Costa Caribe colombiana un yacimiento arqueológico que corresponde a la Nave Capitana Galeón San José”,

Se trata de una nave que fue hundida en aguas del Caribe por un cañonazo inglés durante la batalla de Barú en 1708 y que llevaba un importante cargamento de oro y piedras preciosas.

Al darse a conocer el hallazgo, la ministra de Cultura colombiana, Mariana Garcés, señaló la importancia que tuvo en la búsqueda y hallazgo la aprobación en 2013 en el Congreso de la Ley de Patrimonio Sumergido, la cual fue avalada por la Corte Constitucional: “Lo primero fue llegar al Congreso para la aprobación de la ley y de su decreto reglamentario. Después vinieron las demandas por una supuesta inconstitucionalidad, que fueron todas falladas favorablemente en favor del Estado colombiano. Hoy no cursa ninguna demanda contra la Ley de Patrimonio Sumergido, ni tampoco contra su decreto reglamentario”.

Se trata de una ley que define los procedimientos y los controles para las actividades de investigación, conservación, extracción y divulgación de los bienes asociados al Patrimonio Cultural Sumergido. Es reglamentaria de los artículos 63, 70 y 72 de la Constitución colombiana y dispone que la prioridad de extraer los tesoros sumergidos es del estado a través de la empresa pública Dimar.

Notificado el hallazgo, el ministro de Cultura español, Íñigo Méndez de Vigo, declaró que se trata de “un barco de Estado en el que perdieron la vida muchos compatriotas”, y aclaró que espera que el asunto de los derechos sobre el hallazgo se resuelva entre ambos países por la vía diplomática.

En Colombia, por lo pronto, la preocupación es lograr una protección especial del tesoro del galeón San José y para ello se presentó el miércoles pasado una iniciativa de ley ante el Congreso con el objetivo de declarar que el estado tenga la función de salvaguardar los hallazgos con fines académicos y culturales; que se cree el día Nacional del Patrimonio Histórico y los Tesoros Marítimos; y, que el estado colombiano asuma el cuidado y el seguimiento del patrimonio que ha sido encontrado, saqueado y explotado ilegalmente. Además, propone que se garantice que los hallazgos no se puedan vender al menos durante los primeros 50 años.

Más información eluniversal.com.co y presidencia.gov.co

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net