Desde hace más de diez años, periodo en que empezaron  a entrar en crisis los medios impresos al bajar sus ventas tanto de ejemplares como de publicidad, los medios impresos e Internet se han enfrentado. Algunos han optado por el dicho “Si no puedes con el enemigo, únetele”.

 

Así, la revista Life, después de haberse publicado durante 70 años en papel, anunció el 26 de marzo de 2007 que se convertiría en un medio exclusivamente electrónico.

 

El periódico sueco Post- och Inrikes Tidningar o PoIT ("Post and Domestic Newspaper") el más antiguo del mundo, fundado en 1645, que el 1 de enero de 2007 decidió publicar únicamente la versión para Internet, imprimiendo una copia de cada ejemplar.

 

Un ejemplo más reciente es un periódico de Michigan, Estados Unidos llamado Ann Arbor News, que imprimía 50,000 ejemplares y  se publicaba desde hace más de 174 años, y que ha anunciado  que sólo se imprimirá  los jueves y domingos y el resto de la semana sólo existirá la edición electrónica.  

 

Rupert Murdoch, el magnate de los medios de comunicación en Estados Unidos, opina que “No son los periódicos los que se volverán obsoletos, sino que son los propietarios de los periódicos, sus ejecutivos, directores y reporteros los que están en peligro de serlo, si olvidan cuál es el activo más valioso de su periódico: el vínculo con sus lectores".

 

Por supuesto que otros opinan lo contrario y han llevado su batalla a los tribunales.

 

Así la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) ha decidido demandar con base a las leyes de propiedad intelectual a los denominados “agregadores de noticias”, aquellos que reproducen total o parcialmente una nota publicada en algún medio, redireccionando al mismo a través de un hipervínculo. Un ejemplo es Google Noticias.

 

Por su parte, la Asociación Europea de Periódicos (ENPA) también ha requerido a Google para que respete los derechos de autor y no agregue publicidad en su servicio de búsqueda de noticias, como ya lo está haciendo en Estados Unidos.

 

La clave está en que las disposiciones españolas y europeas en la materia señalan que: “…cuando se realicen recopilaciones de artículos periodísticos que consistan básicamente en su mera reproducción y dicha actividad se realice con fines comerciales, el autor que no se haya opuesto expresamente tendrá derecho a percibir una remuneración equitativa.”

 

Lo anterior no aplica cuando se hace la reseña de una nota periodística, al establecerse que: “Las recopilaciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa tendrán la consideración de citas.”

 

Así que los extractos, reseñas o referencias a notas periodísticas, que es lo que generalmente sucede en los blogs, con enlaces a la nota original, no se ven afectados.

 

www.miabogadoenlinea.net