En Francia se está votando una ley en el Congreso que permitiría la apertura de diferentes tiendas y comercios los días domingo en lugares diferentes a las grandes ciudades.

 

De acuerdo con una legislación que data de 1906, la apertura de comercios en el país galo está prohibida porque se considera que el domingo es día de descanso generalizado. No se trata de una disposición religiosa como se podría suponer, sino más bien en función de los derechos laborales. Actualmente solo se permite a ciertos comercios la apertura de sus locales en las grandes ciudades, pero no en las periferias, por ejemplo.

 

El presidente Nicolás Sarkozy pasó una iniciativa de ley que permitía la apertura a gran escala, sin embargo miembros de la oposición modificaron dicha iniciativa, así como uniones y sindicatos de trabajadores puesto que con la medida las condiciones laborales deben variar y se debe negociar sobre las nuevas prestaciones.

 

La ley, que es votada en el Senado, permitiría la apertura de ciertos comercios en ciertas zonas del país declaradas como “comerciales por excepción” y de ser aprobada lograría organizar a los comerciantes que ahora están divididos entre los que respetan la ley y no abren en domingo y los que prefieren abrir y pagar multas porque los ingresos en domingo son sustanciales.

 

En México en la década de 1970 las tiendas de autoservicio en el Distrito Federal no abrían mientras que en el Estado de México de acuerdo a las leyes del momento. Inclusive las grandes tiendas departamentales tenían la costumbre de cerrar los lunes como una práctica comercial que cambió hace menos de 20 años.

 

Fuente CNN.com

www.miabogadoenlinea.net