Winston Sayson, un fiscal canadiense declaró a los medios que en un tribunal de Columbia Británica ya se presentó el primer caso en que un perro debidamente acreditado ayudó a una niña de 10 años, víctima de abuso sexual, a rendir su testimonio. Se trata del perro Caber, un labrador color amarillo.

Mientras la niña rendía su testimonio durante 90 minutos en una caseta de testigos, recordando los dolorosos sucesos, Caber yacía sobre una cama a sus pies a suficiente distancia para que la niña, en momentos difíciles, pudiera acariciar al animal sintiendo consuelo y asistencia. Incluso el fiscal Sayson recordó que en un momento la niña decidió acurrucarse con Caber lo que le permitió calmarse en un momento de crisis para volver a sentarse y seguir rindiendo su testimonio.

La presencia de Caber en la corte y de los otros seis perros acreditados por el poder judicial canadiense, se fundamenta en el mismo Código Penal que permite que se provean comodidades especiales para testigos vulnerables, que generalmente son niños.

Así en este caso el juez autorizó a Caber acompañar a la niña como trabajador de apoyo, permitidos para acompañar a testigos menores de 18 años. En este caso el abogado de la defensa no se opuso a la presencia del perro en la cabina de testigos porque no estaba para ayudar al caso de la fiscalía sino simplemente para permitir que la niña rindiera su testimonio.

Kim Gramlich, la entrenadora de Caber y coordinadora de la policía para la atención de víctimas, declaró que el perro parecía calmar a la niña y enfocarla en los momentos en que sentía angustia.

“Los perros proporcionan apoyo incondicional”, dijo. “A ellos no les importa el color de tu piel, cuánto dinero hacer, cómo te ves. A ellos no les importa nada de eso. Ellos sólo proporcionan afecto”.

La idea de tener perros en las cortes fue tomada de los Estados Unidos donde actualmente hay unos 70 perros acreditados como acompañantes de testigos en juicios ante el poder judicial. Sin embargo en ese país algunos abogados de la defensa han utilizado su presencia para presentar apelaciones de veredictos de culpabilidad señalando que la presencia de perros acompañando a las víctimas parcializa al jurado.

El fiscal Sayson dijo que esta caso ha abierto la puerta para que la fiscalía proporcione más opciones a las víctimas de delitos, pero aclarando que sólo se permitirá en la corte la presencia de perros acreditados. “No queremos que todos traigan a su perico o a su boa constrictor mascota”, dijo. “Debe haber alguna dignidad en la corte”.

Más información Thestar.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, con crédito a miabogadoenlinea.net